Cerrar

Ir

Una izquierda para nuestros tiempos

Tipo de Nota: 
Opinión

Una izquierda para nuestros tiempos

02 de Septiembre de 2017

Cuando me disponía a marchar con los progres, me di cuenta de que el progresismo guatemalteco urbano no es rupturista ni quiere saber de batallas populares. Recordé entonces que, mientras existan espacios de marginación, exclusión, abuso y apropiación, existen también espacios de resistencia y, por ende, de esperanza para una izquierda de verdad y apta para nuestros tiempos.

Para empezar, el activismo antideológico es una caricatura porque no es realista, pues una ideología no es más que una concepción de la vida y sus expresiones concretas. Segundo, tener un discurso de neutralidad, de humanismo o de izquierda, pero una práctica que se beneficia de la derecha y la nutre, es hipócrita. Tercero, aliarse a las derechas intrínsecamente corruptas te hace corrupto tonto o corrupto siniestro. Allí, las políticas de transformación profunda que cuestionen los fundamentos...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor