Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Roxana Baldetti, la despedida
Ir

Roxana Baldetti, la despedida

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
“Somos aproximadamente 15 millones de habitantes. Hemos tenido 10 mil o 15 mil personas reunidas en estos días que no representan la voluntad del pueblo”, diría el diputado Gudy Rivera, el día de la renuncia de Roxana Baldetti.
“No voy a hacerme el desentendido con malintencionadas afirmaciones que escucho, como si el hecho de no vincular a la señora Vicepresidenta constituya una especie de acuerdo para lograr la continuidad de la comisión”, afirmó el comisionado este viernes.
Roxana Baldetti en la última conferencia de prensa que ofreció luego de su regreso de Corea del Sur.
Miles de guatemaltecos salieron a las calles el sábado 25 de abril para exigir la renuncia de la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti.
La Plaza de la Constitución fue abarrotada por miles de personas que exigían la renuncia de Baldetti, y mostraban su rechazo a la corrupción.
El presiente Otto Pérez Molina, dio a conocer, ayer viernes, la renuncia de la vicegobernante de Guatemala.
El presidente del Congreso de la República, Luis Rabbé, muestra la carta de renuncia que presentó Roxana Baldetti al presidente Otto Pérez Molina. Rabbé informó que este sábado habrá sesión en el Legislativo.
Entre cantos, consignas y quema de coetillos, cientos de guatemaltecos se concentraron en el Parque Central para celebrar la renuncia de la vicepresidenta.
Las personas encadenadas desde hace nueve días en la puerta principal del Palacio Nacional de la Cultura, y que exigían la renuncia de Baldetti, festejaron junto a otros ciudadanos.
Cientos de personas reaccionaron con euforia al escuchar la noticia sobre la renuncia de la vicepresidenta.
Los asistentes a la celebración por la renuncia de Roxana Baldetti quemaron cohetillos frente al Palacio Nacional de la Cultura.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 15 mins

El réquiem por Roxana Baldetti incluyó una inusual confluencia de fuerzas: marchas ciudadanas, pronunciamientos de organizaciones sociales, respuestas forzadas de políticos, condenas de parte de académicos, y sobre todo el veto de la patronal y la velada (y en ocasiones no tan velada influencia) de Estados Unidos. El sistema judicial, ante la avalancha de evidencias técnicas presentadas por Cicig, dio su visto bueno, y el Congreso de la República, el cuerpo político más desprestigiado, tampoco quiso arriesgarse a concentrar los gritos de #RenunciaYa en su contra. Todos despiden a Roxana Baldetti, y es el Presidente, y no ella, quien divulga su renuncia desesperada.

La vicepresidenta Roxana Baldetti intentó aguantar hasta el final. Fue el presidente Otto Pérez Molina el que anunció que ella había decidido renunciar al cargo. “Su decisión es personal, meditada, difícil, valiente”, enumeró el mandatario en una breve conferencia de prensa. “Valiente” fue la palabra que repitió más veces Otto Pérez Molina, a pesar de que Roxana Baldetti no estaba presente, y no había querido ser ella quien anunciara, a toda Guatemala, que dejaba la Vicepresidencia. Un puesto...

Autor
Autor
a
a