Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La muerte inconclusa de Andrés Pedro Miguel
Ir

La muerte inconclusa de Andrés Pedro Miguel

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Andrés Pedro Miguel cae al suelo. Herido. Le han disparado. Cae con el rostro sobre la tierra. Así lo encuentra el MP. Una bala calibre 9 mm le ha perforado el pecho y la espalda. Pero el peritaje no descubre si el proyectil entró por el frente o desde atrás
La bala entonces que mató a Andrés Pedro Miguel, según los juzgadores, fue percutida desde la orilla del río. Desde el lugar en el que huían Antonio Pablo Pablo, Esteban Bernabé Mateo y el Bronco.
El Tribunal Primero A de Mayor Riesgo escucha el testimonio de Ricardo Arturo García López.
Ricardo Arturo García López da su testimonio ante los jueces. Fue considerado responsable de haber herido a Pablo Antonio Pablo.
Pablo Antonio Pablo (en la foto) y Esteban Bernabé Mateo sobrevivieron al ataque armado ocurrido el 1 de mayo del 2012 donde murió Andrés Pedro Miguel.
Óscar Ortiz Solares da su testimonio al Tribunal. Tras el fallo, los jueces ordenaron su inmediata libertad.
Los dos acusados lloraron cuando pasaron frente al Tribunal.
Pablo Antonio Pablo se dirige al tribunal para dar su testimonio antes de que los jueces dicten el fallo.
Los jueces no encontraron pruebas para condenar a García López y a Ortiz Solares por la muerte de Andrés Pedro Miguel. Ordenaron al Ministerio Público que continúe con la investigación del crimen.
Ricardo Arturo García López  y Óscar Ortiz Solares sonríen luego de escuchar la decisión de los jueces.
Familiares y amigos de los acusados celebran la resolución del Tribunal.
Óscar Ortiz Solares fue absuelto de todos los cargos que el Ministerio Público le imputó.
Ricardo Arturo García López fue condenado por haber ocasionado lesiones graves a Pablo Antonio Pablo, por lo cual fue sentenciado a cinco años de prisión conmutable.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 7 mins

Han pasado 16 meses desde que el gobierno decretara un estado de sitio en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, después de que miles de personas destruyeran parte del casco urbano tras el asesinato de un lugareño. Andrés Pedro Miguel murió de un tiro aquel 1 de mayo de 2012. Su caso todavía hoy, después de un mes de oír testimonios y pruebas, después de la sentencia que se acaba de dictar, continúa siendo un incidente confuso. Este miércoles, el Tribunal A de Mayor Riesgo absolvió del delito de homicidio a dos guardias de Ecoener-Hidralia por considerar que no fueron culpables de la muerte. Tras indicar que el Ministerio Público no pudo acusar a los verdaderos responsables, ordenó que se comience una nueva investigación.

La fiscalía acusaba a Ricardo Arturo García López y Óscar Ortiz Solares de homicidio y homicidio en grado de tentativa. Pidió una condena de 56 años de cárcel para cada uno de los sindicados. La defensa, en cambio, argumentó legítima defensa, aceptaron parte de la responsabilidad, haber disparado, mas solicitaron que sus defendidos quedaran absueltos. Y los querellantes adhesivos, representantes de los agraviados Esteban Bernabé Mateo y Antonio Pablo Pablo, son los únicos que hablaron del del...

Autor
Autor
a
a