Cerrar

Ir

De banquero a lavador

Tipo de Nota: 
Opinión

De banquero a lavador

05 de Agosto de 2015

En ese carácter dual radica el principal activo de Édgar Barquín. Capaz de negociar con banqueros y con cambistas de frontera. Vaya perfil para las operaciones de Líder, que persigue transitar y sacarles el jugo a dos mundos: al institucional y al fáctico.

De ahí su carácter imprevisible, de total opacidad, y su tendencia a maniobrar desde las sombras. El expresidente del Banguat se asume como tecnócrata. Por meses fue la cara decente y dialogante del partido, pero que en un abrir y cerrar dejó clara su otra moneda. Malograr su expediente es un riesgo, pero inferior al espacio de poder y de negocios que se pueden administrar desde la Vicepresidencia. Coordinar gabinetes, especialmente el económico, es un atractivo de primer orden. Mane...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor