Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Capítulo 25. Un médico de la guerrilla. Meyer, marzo de 2011
Ir

Capítulo 25. Un médico de la guerrilla. Meyer, marzo de 2011

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 7 mins

Como un enredadera de tallo nudoso, la guerra se entrelazó con la vida. Algunos murieron asfixiados por ella. Otros supieron trepar. Esta es la historia de dos hombres, la Universidad de San Carlos y un crimen. Las vidas de Vitalino Girón, un expolicía jutiapaneco que acabó siendo uno de los últimos intelectuales del partido comunista, y del rector Eduardo Meyer se entrecruzaron en 1984, cuando el Ejército aún decidía quién podía vivir en Guatemala y quién no. Documentos inéditos hallados en el Archivo Histórico de la Policía Nacional permiten comprender la lógica de una de las últimas campañas de “control social” contra el movimiento sindical ejecutadas por la dictadura militar antes del comienzo del actual periodo democrático.

En el último año en que fue diputado al Congreso de la República, Eduardo Meyer era un hombre solita­rio y atribulado. Desterrado del grupo político por el que ha­bía sido electo en dos ocasiones como legislador, Me­yer se había instalado en un pequeño despacho si­tuado al final de un largo corredor en el Edificio 7 y 10, una torre de oficinas en la que están ubicados los diputados con menor poder. Para asistir a los ple­nos, tenía que caminar dos cuadras y media. Mientras...

Autor
Autor
a
a