Cerrar

x
La increíble historia de Edmond Mulet y los niños que "exportaba"
Ir

La increíble historia de Edmond Mulet y los niños que "exportaba"

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
El proceso había sido insólitamente rápido: entre el nacimiento de cuatro de los niños ―septiembre y octubre de 1981― y la llegada de las mujeres canadienses para recogerlos, pasaron apenas dos y tres meses.
Esa opción implicaba dejar al niño desamparado, frente a un destino incierto y sin ninguna de las protecciones institucionales que, aunque escasas en la época, servían para verificar la naturaleza de la adopción.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 27 mins

A principios de los 80, Edmond Mulet, hoy Secretario General Adjunto de la ONU, era un joven abogado que formaba parte de una red de adopciones. Dos veces se vio envuelto en problemas legales. En 1981 fue incluso detenido, acusado de haber vulnerado las leyes de adopciones del país: sacaba a los bebés como "turistas". Él dijo que no era una adopción. Él dice que había motivos humanitarios. Según un miembro de la Fiscalía Especial sobre adopciones, su método evadió los controles y desamparaba a los niños. No hubo condenas, ni juicios. Viejos expedientes judiciales y documentos emergidos en los últimos años dejan constancia de los métodos que usó y de cómo recurrió a sus anclajes políticos para evitar la cárcel.

Noviembre de 1981. Hombres del Cuerpo de Detectives de la Policía Nacional irrumpen en la habitación 338 del lujoso hotel Camino Real, en la Ciudad de Guatemala. Visten de civil. Allí detienen a cuatro mujeres canadienses listas para llevar a su país a cinco niños guatemaltecos. Una de las capturadas iba a adoptar a un recién nacido. Otra, a un pequeño de tres años y llevaría a otro bebé de menos de dos meses para una pareja canadiense. Las dos restantes portaban dos bebés para familias adopt...

Autor
Autor
au
a