Wikileaks y las redes sociales: de filtraciones a revoluciones | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Wikileaks y las redes sociales: de filtraciones a revoluciones

Ante los controles estatales de los medios, las redes sociales no sólo se convirtieron en las principales fuentes de información sobre los diferentes sucesos, sino también en el medio predilecto entre los manifestantes, particularmente los jóvenes quienes han sido la punta de lanza de las manifestacione
Tipo de Nota: 
Opinión

Wikileaks y las redes sociales: de filtraciones a revoluciones

07 de Junio de 2011
Palabras clave

Primero Túnez, luego Egipto y hacen cola Yemen, Argelia Mauritania, Jordania y Bahrein. Al momento de escribir estas líneas se realizan protestas en Irán, y en Kuwait han convocado manifestaciones pacíficas para el 8 de marzo. Cada semana se hace más larga la fila. Los ciudadanos de los países mencionados consideran que la separación entre sus gobiernos y sus necesidades ha llegado al punto de diferencias irreconciliables y ahora exigen un divorcio.

Su reclamo no es por un cambio en las políticas socioeconómicas, sino por la salida inmediata de sus líderes y un fin a los regímenes autocráticos característicos de aquellos países. Después de varios años bajo una misma estructura de poder, la frustración se ha venido acumulando y sólo faltaba una chispa que encendiera el fuego revolucionario.

Esa chispa fue la inmolación de Mohamed Bouazazi, un joven profesional tunecino desempleado de 26 años que vendía verduras en la calle y cuyo p...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a