Cerrar

Ir

Perdón, Vilma Esperanza

Para poder vivir el duelo y visitarla en el cementerio hay que esperar cinco años, desenterrar el cuerpo y acompañar el dolor que, estoy segura, se mantendrá todos los días que vienen.
Tipo de Nota: 
Opinión

Perdón, Vilma Esperanza

04 de Agosto de 2020

Redes-lateral

Vilma Esperanza Nájera y Nájera de Maldonado tenía 46 años. Vivía con sus cuatro hijas y su esposo en la zona 18.

Había estado internada en una clínica privada, donde le diagnosticaron infección por Helicobacter pylori y una anemia como resultado de lo anterior, pero no pudo quedarse allí porque ya no era posible costear la cuenta. Fue ingresada al hospital San Juan de Dios de la ciudad de Guatemala el lunes 22 de junio, a las 9:30 de la mañana, acompañada por su esposo. Se dieron todos los datos que solicitaron para llenar la ficha de ingreso, y el esposo de Vilma Esperanza dejó un número de co...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a