A Nanci Sinto (I) | Plaza Pública

Cerrar

Ir

A Nanci Sinto (I)

Las investigaciones se convierten en laberintos perversos cuyo fin último es incriminar a toda costa, aunque el señalamiento sea ilegítimo y pisotee derechos que cualquier democracia defiende
Tipo de Nota: 
Opinión

A Nanci Sinto (I)

08 de Junio de 2022
Palabras clave

Denunciar la corrupción y la impunidad hace parte de una ética coherente con la dignidad. Si a esa denuncia se le cierran los espacios destinados para ser escuchada y para que toda acción del Estado responda a las necesidades de la sociedad, la palabra busca otras maneras y otros lugares para decirse. La palabra legítima es recia, Nanci.

En Guatemala quieren encubrir las palabras de denuncia e imponen el silencio. Cercenar la palabra es también el intento por arrancar el pensamiento y con él, el impulso del corazón humano por organizarse y manifestar para y por lo que creemos que debe ser un país. Hoy, como siempre que se pone en entredicho la avaricia y el egoísmo de los mismos, para reemplazarlo por el bien de todas, te buscan callar. Pero la palabra sigue siendo recia, Nanci.

La «justicia» es el arma para silenciar....

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a