Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Palma Africana: Nuevos estándares y viejas trampas
Ir

Palma Africana: Nuevos estándares y viejas trampas

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Ni la caña de azúcar, ni el café, ni el cardamomo, ni el banano, productos que Guatemala exporta tradicionalmente, tienen derecho a acogerse a la “ley de maquilas”. Pero en 1989, cuando la ley fue aprobada, la palma africana no constituía un cultivo importante: las primeras palmas africanas fueron sembradas en Guatemala en 1988.
Abelardo Medina, del ICEFI, estima que las municipalidades deben ejercer su poder para cobrar unos impuestos que las empresas acostumbran no pagar. Sin embargo, admite que muchas veces existe un “desbalance de fuerzas” entre empresas grandes y multinacionales y pequeñas municipalidades que ni siquiera cuentan con valuadores.
Sobre la franja transversal, en las afueras de la planta extractora, NaturAceites se anuncia: "cuidando los corazones de los guatemaltecos".
Un guardián de una finca de palma dice que su jefe prohibió a los pobladores de Sechaj usar el camino para conseguir leña.
En los alrededores de Sechaj se extiende una plantación de palma africana. "Son tres años para que la palma empiece a devolver ganancias", dijo un trabajador de la municipalidad de Chisec.
Un camión descarga la fruta de la palma africana en la planta extractora de NaturAceites, localizada en Fray Bartolomé de las Casas. La empresa tiene buena relación con la alcaldía de ese municipio por sus programas de responsabilidad empresarial.
El trabajo comienza temprano, y termina a medio día. Un grupo de fumigadores terminan su jornada a medio día para evitar el sol intenso. "Los insecticidas nos irritan los ojos", declaró uno.
Un trabajador descansa después de recoger palma en la periferia de la planta extractora de aceite en Fray Bartolomé de las Casas, Alta Verapaz.
Un trabajador hace ajustes a la maquinaria de la planta procesadora de aceites de NaturAceites en Fray Bartolomé de las Casas.
En un laboratorio dentro de la planta extractora, inaugurado en el 2011, se analizan muestras de la palma. Después se transportan a la refinería para volverse aceite.
En la franja transversal, fincas de palma han cerrado caminos a poblados. Un auxiliar de la municipalidad de Raxruhá explicó que "dejan el paso abierto para gente caminando, pero no pueden entrar carros".
Un líder del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) se queja que las plantaciones de palma han envenenado el pozo de agua de la comunidad de Sechaj.
Por los alrededores de Raxruhá se puede observar el desvío de ríos para irrigar las plantaciones de palma.
Una familia acusa a palmeros de desviar ríos, lo que dificulta el acceso al agua en Raxruhá.
Habitantes de Sechaj se quejan que los guardias de seguridad limitan el paso para recolectar leña en los bosques cercanos.
La garita municipal de Chisec fue abandonada después del fallo de la Corte de Constitucionalidad en el que prohíbe el cobro por uso de carreteras a los camiones de palma.
La presencia de Capullo, la marca bajo la cual NaturAceites vende el aceite de palma, es evidente en el municipio de Fray Bartolomé de las Casas.
La municipalidad de Fray Bartolomé de las Casas cuenta con palma africana en su patio. Las plantas son visibles desde la ventana de la oficina del alcalde.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 23 mins

La palma africana no es una realidad monolítica, cada empresa tiene sus propios métodos: desde las que rechazan todo contacto con las comunidades para resolver problemas de cohabitación, hasta las que desarrollan programas innovadores de responsabilidad social para granjearse apoyos locales y mejorar su imagen. Pero algunos asuntos en general no cambian, como la resistencia de las empresas palmeras a pagar impuestos.

Una palma, cuatro pasos grandes, otra palma, cuatro pasos grandes, una palma… y así hasta formar un océano. En toda la Franja Transversal del Norte, largo corredor que atraviesa Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal, los campos de palma africana se han convertido en paisaje dominante.

La monotonía es engañosa. Recorriendo la Franja Transversal, uno encontrará numerosas paradojas: campesinos que han ganado, finqueros que han perdido, alcaldes orgullosos de trabajar con las empres...

Autor
Autor
a
a