Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Desplazar para no ser desplazados: palma, narcos y campesinos
Ir

Desplazar para no ser desplazados: palma, narcos y campesinos

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
"Y entonces Petén dejó de ser una selva, y sólo fue una enorme fauna. Una fauna llena de actores que se disputan la tierra. Unos que buscan rutas para el narcotráfico, otros, territorio para sembrar, y los más pocos para ver si los dejan vivir de lo que cosechan de la tierra, en paz de una vez por todas".
"Los cortes de este departamento, son más profundos y son extensos, históricos, actuales y en definitiva hay disputas sobre cada uno de los territorios que se crean en su gigantesca superficie. Entre q’eqchíes, entre finqueros-ganaderos, familias de narcotraficantes, empresarios de la palma, el oleoducto, carteles recientes y violentos, ver los límites entre ellos es algo difícil de abarcar".
Entrada a la finca El Arroyón, en Dolores, Petén.  Pertenecía al narcotraficante Giovanni España.
Giovanni España obligó a los aldeanos de El Arroyón, en Dolores, Petén, a vender sus propiedades.
Ganado pasta sobre el camino a Melchor de Mencos en la finca El Arroyón.
Las fincas de ganado cruzan el posible territorio indígena q'eqchi' en San Luis, Petén.
Andrés Ixim, líder comunitario, explica la constitución de un Territorio Indígena Q’eqchí’ en el sur de Petén.
El camino vecinal entre la aldea Bolojshosh y El Naranjal, cerca de la frontera con Alta Verapaz.
Un rotulo anuncia un lote de palma africana en terrenos de Otoniel Turcios Marroquín.
Tierras en El Naranjal propiedad de Otoniel Turcios Marroquín.
Plantaciones de palma africana cerca de la aldea Los Arenales, a 45 kilómetros del casco urbano de Sayaxché, Petén.
El fruto maduro de una palma africana empieza a retoñar todavía en una planta.
Fruto de palma africana a la espera de ser procesado, en Fray Bartolomé de las Casas, Alta Verapaz.
Terrenos de palma africana de la empresa Repsa S.A., frente a la comunidad La Torre, en el kilómetro 355 entre Cobán y Sayaxché.
El paisaje de palma africana, entre Fray Bartolomé de las Casas y Raxruhá, se extiende desde la carretera hasta la sierra Chinajá.
Trabajadores abonan plantaciones de palma africana entre Fray Bartolomé de las Casas y Raxruhá, en Alta Verapaz.
“Pies” de palma listos para ser cultivados en un terreno de Otoniel Turcios Marroquín.
Un ferry privado cruza el río La Pasión para comunicar Raxruhá hacia Santa Isabel, una comunidad rodeada por monocultivo.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 39 mins

El departamento de Petén, en Guatemala, es un vasto territorio en el que podrían caber las extensiones de Belice y El Salvador juntos, y que a pesar de ello, son pocos los que pueden cohabitar dentro de él. “Te quitas o te quito” parece el lema que en este lugar profesan narcotraficantes de carteles familiares tradicionales, empresarios del monocultivo de palma africana, finqueros-vaqueros, Zetas, arrendadores de propiedades, petroleros y pueblos mayas q’echíes, donde las propiedades de Petén suelen tener muertos sobre su superficie.

Días antes del 10 de mayo de 2011, cuando el pueblo de Sayaxché se preparaba para celebrar el día de la madre, un convoy de cuatro camionetas con vidrios polarizados levantó polvo y recorrió a toda marcha las orillas del caudaloso río La Pasión que corta en sur y norte la segunda carretera más importante del departamento de Petén.

Las camionetas enfilaron hasta detenerse frente al pequeño ferry municipal que separa a Sayaxché en dos caminos, uno a cada lado del río: uno en el norte, ll...

Autor
Autor
a
a