Corruptos con suerte | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Corruptos con suerte

Tipo de Nota: 
Opinión

Corruptos con suerte

14 de Mayo de 2015

Las marchas pacíficas son la expresión de un pueblo cansado de tanta corrupción, de tanta prepotencia y de tanto abuso de poder de parte de los servidores públicos. Como ciudadanos suplicamos, pedimos y ordenamos a cada uno: «#RenunciaYa a la corrupción».

Todo empieza con la tradicional e institucionalizada forma de llegar a los puestos. Que fulano es mi tío, que el otro conoce a mi hermano, que aquel estudió con mi papá. En Guate lo llamamos tener cuello, que interpreto de la siguiente manera: una persona con cero o pocas aptitudes (inepto) para el cargo en el cual se desempeña, estorbando más que colaborando en el óptimo desempeño de la institución (todo por ser el sobrino del diputado).

Y si de círculo vicioso...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor