Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Con el apoyo de Líder, el Partido Patriota y sus aliados eligen a los magistrados del TSE
Ir

Con el apoyo de Líder, el Partido Patriota y sus aliados eligen a los magistrados del TSE

"Al final tuvimos que votar (...) un poco a la carrera y todo, pero no podíamos quedarnos fuera" - Edgar Ajcip, diputado Líder
"Lo malo no es que cada uno diga que tiene al suyo, lo malo sería que se parcializaran y se voltearan contra el partido que los apoyó" - Mario Taracena, diputado UNE
Los diputados ratifican su voto tras elegir a los nuevos magistrados del Tribunal Supremo Electoral.
En menos de dos horas los legisladores honraron el pacto acordado la semana pasada.
A última hora los diputados de Líder se sumaron al acuerdo legislativo promovido por el partido oficial.
De pie, a petición del presidente del Congreso, Arístides Crespo, los diputados escuchan los resultados de las votaciones.
Los rostros de los  nuevos guardianes de la democracia.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

El acuerdo entre el Partido Patriota (PP) y las principales fuerzas políticas del Congreso se concretó este martes con la elección de un Tribunal Supremo Electoral (TSE) en la que todos tuvieron una participación. Todos, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Compromiso Renovación y Orden (Creo) los principales partidos con aspiraciones a alcaldías, diputaciones y la Presidencia respetaron el acuerdo de cuotas alcanzado por el PP. En el último minuto y ante la inminencia de la elección, Libertad Democrática Renovada (Líder), el principal partido opositor, apoyó tibiamente a los magistrados electos.

Congreso de la República, 15:30 horas. En el hemiciclo 110 diputados presentes y un acuerdo prefijado la semana pasada para la elección de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el órgano garante de los procesos electorales, la principal expresión de la democracia de Guatemala, hacia previsible una aprobación expedita. En horas de la mañana, por si alguien lo había olvidado, la secretaria de la vicepresidenta y secretaria general del PP, Roxana Baldetti, envió una cadena de mensajes a los 54 diputados de la bancada oficial. “Se les recuerda que se requiere su presencia a las 15 horas en el hemiciclo parlamentario para la elección TSE. Se les agradece la atención”, decía el mensaje.

El precandidato presidencial de Todos, Roberto Alejos, había asegurado la semana pasada el apoyo de su bloque a la elección junto a la menguante Gran Alianza Nacional (Gana), partidos Unionista y Victoria, que juntos suman 21 votos (2 menos que hace una semana). Antes de viajar a Chile, donde estuvo presente en la toma de posesión de Michelle Bachelet, Sandra Torres, precandidata y secretaria general de la UNE, instruyó a los ocho diputados de su bancada. También lo hizo así Creo, los diputados independientes que gravitan alrededor de Luis Rabbé, cuñado de Ángel González, y otros partidos pequeños como Winaq, la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y el Partido de Avanzada Nacional (PAN).

Todos los invitados asistieron escrupulosamente en sintonía con lo planteado en el escenario 1 de la elección, señalado por Plaza Pública, en donde el PP y sus aliados más tradicionales en esta legislatura aplicaban su maquinaria para sobrepasar los 105 votos necesarios para elegir a los árbitros de los dos próximos procesos electorales: 2015 y 2019. La sorpresa la dieron a última hora los diputados de Manuel Baldizón.

La estrategia original de Líder era posponer la elección, retrasar el proceso y ganar tiempo para una negociación que los incluyera, pero esta vez no les funcionó. La idea de mostrar una lista de los 10 más calificados para presionar a los otros partidos a no elegir candidatos con nexos partidarios o de descalificar a los ya consensuados y no participar en la elección, apareció de pronto como una acción kamikaze. Los pragmáticos en el partido rojo aconsejaron montarse a la ola, y luego recordarle a los magistrados una vez electos quién es el principal partido de oposición.

En último intento mientras se llegaba al quórum para iniciar la sesión Edgar Ajcip, de Líder, y otros diputados de esa agrupación mantenían contacto con congresistas del PP disconformes con el acuerdo para convencerlos de retrasar su llegada al pleno. Ganar tiempo, sentarse a la mesa a negociar.

-Al final tuvimos que votar, tú lo viste, un poco a la carrera y todo, pero no podíamos quedarnos fuera -explicó Ajcip mientras el hemiciclo se vaciaba y diputados de todos los colores partidarios brindaban declaraciones a periodistas confirmando como el interés de Nación “prevaleció” en esta elección.

Aunque Líder no participó del acuerdo de cuotas pactado entre el PP, Todos, Une, Creo y los independientes y partidos minoritarios ya estaba cocinado, en el último momento no quiso quedarse fuera. Tal y como recuerda el exmagistrado del TSE Rodolfo Pérez Lara el principal partido opositor nunca deja de buscar tener influencia en el colegiado que regirá los comicios en que esperan llegar al poder. Después de la elección tanto el presidente del Congreso, Arístides Crespo, como el jefe de bloque del PP, Juan José Porras, dedicaron tiempo a negar la existencia de cuotas basándose en que fue un acuerdo de mayorías, aunque justamente esto confirmaba las versiones de diputados participantes en la negociación.

Porras admitió como válida la estrategia contemplada por Líder en algún momento de sacar a relucir una lista de candidatos para eliminarlos como posibles aspirantes, pero aplaudió la “madurez” de los opositores de dar marcha atrás y votar con las demás bancadas.

-Ahí recuerdan que Aguilar Elizardi (Mario Ismael) es nuestro -repetía el diputado Mario Taracena a los reporteros tras la elección. Luego de confirmarlo con el diputado oficialista Oliverio García Rodas.

-Lo malo no es que cada uno diga que tiene al suyo, lo malo sería que se parcializaran y se voltearan contra el partido que los apoyó -decía Taracena.

-¿Como sucedió con el actual TSE en el que la UNE esperaba tener más apoyo?

-Sí, cabal, y ya vimos como terminó -lamentaba Taracena.

Los ungidos: sus votos, sus notas y sus calidades

El primero de los magistrados electos fue Rudy Pineda, con 141 votos, obtuvo el apoyo de 43 congresistas del PP, con el voto en contra de Luis José Fernández Chenal y Aleksander Castillo, subjefes de la bancada del PP, que encabezan respectivamente el ala más afín al precandidato presidencial de ese partido, Alejandro Sinibaldi, y el grupo más fiel a la vicepresidenta Baldetti.

Pineda también recibió 35 votos favorables de Líder y ninguno en contra de esta bancada, en la cual hubo 7 ausencias. El primer magistrado electo contó con la unanimidad de los votos de los diputados presentes de Todos, Creo y la Une.

Este profesional figuró desde el principio del proceso como una de las apuestas del PP, Pineda tuvo una calificación de 79 puntos sobre 100 posibles en el proceso de elección. Graduado como abogado y notario de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) en 1998, cuenta con maestrías en Derecho Penal y Derecho Mercantil, también por la USAC, y estudió doctorados en Ciencias Penales en esa misma casa de estudios, y en Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Pontificia de Salamanca, España. Trabajó en la oficina del Procurador de los Derechos Humanos, de 1993 a 1998, mientras estudiaba Derecho, donde se desempeñó como asistente técnico, oficial del área de derechos sociales y notificador del área penal. Su carrera judicial  la empezó como Juez Cuarto de Primera Instancia Penal en 2005; al siguiente año fue nombrado Juez Vocal de Sentencia del Primero de Sentencia Penal, y después Juez Presidente del Tribunal de Sentencia Penal de Amatitlán. En 2009 fue electo como Magistrado Vocal II de la Sala Primera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal.

Le siguió en el orden de votación Jorge Mario Valenzuela Díaz, quien obtuvo 120 votos. A Valenzuela también se le consideraba como uno de los candidatos del PP. Contó con 51 votos del partido oficial, un solo voto negativo y dos ausencias. La totalidad de los congresistas de Todos, Creo y Une que asistieron al hemiciclo y 8 de 11 votos de los independientes.

En cambio fue el que más rechazo generó en Líder, entre cuyas filas se escuchó el grito de “es una farsa” durante su elección. En el partido rojo tuvo 14 votos a favor y 21 en contra, así como 7 ausencias, entre ellas Salvador  Baldizón, el hermano del precandidato presidencial de ese partido. Valenzuela obtuvo un punteo de 76 por parte de la comisión postuladora. Egresó de la Universidad Rafael Landívar en 1997 y después hizo sus estudios de doctorado en Derecho en la Universidad Francisco Marroquín, en 2007. Fue electo magistrado suplente de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal durante el período 2004-2009, y magistrado titular de la Sala Primera la Corte de Apelaciones del Ramo Penal entre 2009-2014.

Parte de su carrera judicial ha estado ligada a juzgar delitos de narcoactividad, ha sido titular del Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal, Juez Presidente del Tribunal Tercero de Sentencia Penal; Juez Vocal del Tribunal de Sentencia Penal de Mixco y Juez Vocal del Tribunal Sexto de Sentencia Penal de Guatemala.

El siguiente electo fue Julio Solórzano, con 130 votos. Contó con el apoyo de Creo para su selección. Obtuvo una calificación de 54 puntos sobre 100 posibles de la Comisión de Postulación. Es el candidato con mayores credenciales en materia electoral, con 30 años de labor en el TSE. El último cargo que ha desempeñado es el de Director Electoral del colegiado. Es uno de los candidatos que más ha expresado su apoyo a la necesidad de fiscalizar el financiamiento de los partido políticos, lo cual coincide con la agenda de transparencia que dice apoyar ese partido. Así como su interés por limitar el financiamiento ilegal de otras agrupaciones y la confianza que muestra este partido pro empresarial en captar el financiamiento privado de los sectores más tradicionales de la economía.

Solórzano obtuvo 44 votos del partido oficial, la totalidad de votos de Creo, Todos, Une y 8 independientes. También 30 votos favorables de Líder, 8 en contra y para ese momento solo 4 ausencias.

Lo sigue en la elección María Eugenia Mijangos Martínez, la peor calificada de los magistrados electos con 38 puntos de 100 posibles. El apoyo decisivo para su elección provino de Todos, quien la impulsó además como una cuota de género entre los magistrados titulares.

El informe de la Comisión de Investigación contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) la puso en su lista de personas con impedimentos por estar en la nómina de abogados y notarios inhabilitados a finales de 2013.

Mijangos Martínez es Trabajadora Social, Abogada y Notaria y cuenta con estudios de maestría en Derechos Humanos, por la USAC. Además tiene una maestría en Ciencias Políticas y Desarrollo Económico Social de la universidad Mariano Gálvez.

Cuenta con experiencia en varias gestiones presidenciales. Fue secretaria general de la Instituto Nacional de Transformación Agraria, durante el gobierno de Vinicio Cerezo; directora de la Oficina Nacional para la Mujer, en la gestión del presidente Jorge Serrano Elías; y trabajó en la Secretaría de Paz, en el Gobierno de Ramiro de León. Además ha trabajado en CARE Guatemala, el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos, y en diferentes proyectos con instituciones internacionales. En 1990 asesoró una propuesta reforma a la Ley Electoral que contemplaba cuotas de género  la cual no prosperó.

Obtuvo 43 votos a favor del PP y 9 en contra, entre ellos el del expresidente del Congreso, Pedro Muadi.

Es prima-hermana de Adolfo Mijangos López, dirigente de la Unión Revolucionaria Democrática (URD), asesinado el 13 de enero de 1971, cuando era diputado de la coalición URD-Democracia Cristiana.

Por último, entre los magistrados titulares figura Mario Ismael Aguilar Elizardi, calificado con 50 por la postuladora y que obtuvo 137 votos del Congreso para su designación. Su candidatura fue impulsada por la UNE, cuyos diputados se encargaron de promocionarlo como un académico de prestigio. En la votación contó con 35 votos de Líder, 48 del PP, y la totalidad de Todos y Creo.

Es Vocal I de la Junta Directiva de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la USAC, y docente de la misma.

Según la CICIG, en 2002 la Fiscalía archivó un denuncia por falsedad ideológica presentada en su contra, y en desde el año pasado es investigado por un caso falsedad material y falsedad ideológica. Se graduó de Abogado y Notario en la USAC en 1980 y tiene una maestría en Docencia Universitaria. Como abogado tiene una oficina jurídica particular y ha sido asesor jurídico de Impulsora Lechera Guatemalteca, Fertilizantes Especiales y Fitoquímicos, Shumman Inversiones, Lotificación El Horizonte y Operadores de Bienes y Servicios. También fue asesor jurídico en el área penal durante el proceso de liquidación del Banco Nacional de la Vivienda y mandatario de El Crédito Hipotecario Nacional de Guatemala.

En su currículo figura que fue asesor ad honorem de la Alcaldía municipal de San Antonio Aguas Calientes, en Sacatepéquez, de 1991 a 1993, regida en ese momento por el alcalde Jaime Domínguez de León, candidato de la Unión del Cambio Nacional. Participó en la elección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia en 2009, donde obtuvo una calificación de 68.0 sobre 100.

Los suplentes

Los cargos de magistrados suplentes los ocuparan  Augusto Eleázar López Rodríguez, con 139 votos, y un punteo de 74; Aquiles Linares Morales, 139 votos, y una calificación de 61; Estuardo Gamalero Cordero, 129 votos,  con 43 puntos; Ana Elly López Oliva, 134 votos, y 65 puntos, y Óscar Emilio Sequén, 125 votos, y 58 puntos.

En la elección tal y como señalo el presidente del Legislativo, Arístides Crespo, se respetó una cuota de género asignando a dos mujeres, una titular y una suplente, y una cuota étnica eligiendo al magistrado suplente Sequén, el único indígena entre los elegidos.

Los suplentes designados por el partido oficial fueron Linares Morales y López Oliva, por los diputados independientes Sequén, por la Gana, Gamalero, y por las bancadas minoritarias Augusto Eleazar López.

Entre éstos resalta Gamalero por tener como única experiencia electoral haber coordinado un centro de recepción de votos en las pasadas elecciones, y por ser el que más vínculos visibles tiene con el sector empresarial del país.

Gamalero ha trabajado en la banca, inmobiliarias y diferentes empresas internacionales. Fue director del departamento jurídico del Banco Granai & Townson, de  1995 a 2001; gerente de la División legal del Grupo financiero G&T Continental, de 2001 a 2006; además de representante de algunas empresas internacionales.

Ha sido administrador y representante de Cross, S.A., gerente de Asesorías, proyectos San Lucas, S.A., La Región, S.A. y El Picoteo, S.A.; mandatario del Banco G&T Continental, Banco Granai & Townson, Compañía de inversiones estratégicas globales, S.A.  y Financiera Tikal, S.A.

En el Registro Público de Panamá aparece como director de las sociedades Servicios Consolidados Internacionales, S.A., junto a Luis Aroldo Castillo Tello y Flavio Rodolfo Montenegro Castillo; y  las financieras Financiera Maya S.A., Financiera Tikal S.A. y Financiera de Producción y Desarrollo, S.A, junto a Montenegro Castillo  y Marvin Gustavo Lau López.

En la actualidad, Gamalero es asesor legal externo de la Cámara de la Industria de Guatemala; miembro permanente de la Comisión Laboral del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras; y director titular en la junta directiva del Crédito Hipotecario Nacional.

En el  caso de Augusto Eleazar López, propuesto por las bancadas minoritarias Winaq, URNG y PAN, ha sido magistrado de la Sala Quinta de la Corte de Apelaciones de 1994 a 1999; magistrado presidente de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal de 1999 a 2004; y magistrado de la Corte Suprema de Justicia en el período 2004-2009.

Es especialista en Derecho Penal, y la única relación en materia electoral que detalla su currículo fue una consultoría para elaborar el manual de normas y procedimientos de “una dependencia del TSE”, realizada del 23 de noviembre al 18 de diciembre de 2009. En la actualidad, desde julio de 2012, es asesor jurídico externo del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala.

Aquiles Linares Morales, propuesto por el partido oficial, fue viceministro de Trabajo durante el gobierno de Vinicio Cerezo. Fue diputado titular del Parlamento Centroamericano, por la Alianza Nueva Nación de Guatemala, donde ocupó el cargo de presidente, vicepresidente y secretario de la Junta Directiva en diferentes momentos entre 2001 y 2006.

Dos años después estuvo en la nómina final de seis candidatos de la Corte Suprema de Justicia para obtener una magistratura en la Corte de Constitucionalidad.  Actualmente es asesor de la vocalía VI del Organismo Judicial, bajo el mando de Thelma Esperanza Aldana Hernández, y de quien fue asesor durante el período que ella presidió el Poder Judicial.

Ana Elly López Oliva, también propuesta por el PP, es especialista en Derecho Tributario, con curso de actualización en diferentes empresas de auditoría; estudios de arbitraje y conciliación institucional e internacional; y derecho corporativo.

En su ejercicio privado ha sido mandatario de las empresas Villamorey, Sociedad Anónima; San Juan, Sociedad Anónima; Alimentos de Centroamérica, Sociedad Anónima; Global, Sociedad Anónima; Campiellos, Sociedad Anónima; Inversiones Nuevas, Sociedad Anónima; Reproductores Avícolas, Sociedad Anónima; y, Pollo Campero, Sociedad Anónima.

En 2007, como Vocal de la Junta Electoral del Distrito Central, aseguró que podía postularse al colegiado electoral. Además, desde el Centro para la Defensa de la Constitución, donde participó en su Junta Directiva durante el período 2009-2011, ha tenido acercamiento al trabajo diferentes comisiones de postulación.

Finalmente Óscar Emilio Sequén, respaldado por los diputados independientes, tiene según el informe de la CICIG, una denuncia ante el Ministerio Público por los delitos de estafa propia, falsedad material y falsedad ideológica, presentada en 2006.

Además, ha dado consultor y asesor de organizaciones de sociedad civil, indígenas y cooperativas de ahorro y crédito, y mandatario de la sociedad Profesional Mercantil de Inversiones, S.A., en 1999.

En el ámbito público ha trabajado como asesor jurídico de la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSEC), asesor jurídico de diputadas indígenas en el Congreso de la República, director de asuntos jurídicos del Ministerio de Cultura y Deportes, de marzo de 2000 a enero de 2008; abogado consultor y auxiliar de la Procuraduría General de la Nación, de octubre de 2008 a enero de 2012; y actualmente es asesor ministerial en asuntos jurídicos del Ministerio de Cultura y Deportes.

En 2008, aspiró a obtener una magistratura del TSE, y en 2009 a magistrado de la Corte Suprema de Justicia contando con el apoyo del colectivo de organizaciones indígenas.

Autor

Facebook comments

Autor
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que las síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.