Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Xenofobia neoliberal
Ir

Xenofobia neoliberal

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
24 06 18

Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Las postrimerías del siglo XX nos heredaron un mundo mucho más desigual y oprimido que cuando la centuria había comenzado. Los ricos son ahora mucho más ricos, pero son también muchos menos. Los pobres, en cambio, son muchos más, aunque se presuma de haber eliminado formalmente la esclavitud y de haber otorgado cierto espacio laboral y económico a las mujeres.

Imaginando que el club de los ricos ya estaba completo, se impuso como ideología hegemónica el desmantelamiento del Estado como actor en la economía y dejar de apoyar a los menos afortunados, de suyo los más productivos y eficientes trabajadores. Se proclamó con bombos y platillos el cierre de las aduanas y el imperio del libre mercado. Claro, ambas decisiones nunca fueron de aplicación universal. Mientras a los países pobres se les impuso la ortodoxia neoliberal más rotunda (Estado débil, pr...

Doblemente explotados aquí y allá, han dado lugar a una forma posmoderna de la migración: huir, pero continuar alimentando a quienes los expulsan.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
El mundo atraviesa una crisis de identidad humanitaria gigantesca que lamentablemente tiene en Centroamérica, y en Guatemala en particular, su más cínica y dramática expresión.