Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
¿Quién le abre a quién?
Ir
Opinión

¿Quién le abre a quién?

redes sidebar

Hace un par de semanas se dio la noticia de que el grupo guatemalteco de cumbia Los Patanes sería el encargado de abrir el concierto de Los Fabulosos Cadillacs que se llevará a cabo el 13 de mayo.

Apenas unos días después se anunció que Los Patanes se quedarían con las ganas de pararse en el mismo escenario que los Fabulosos debido a un desafortunado tuit (que ni siquiera vale la pena recordar) del cantante y líder de la banda.

Lo que sí es verdad es que la elección de esta banda como telonera generó muchos comentarios en las redes sociales, varios de ellos negativos. Y es que, normalmente, la elección del artista telonero para un show internacional, al menos en los géneros alternativos, no es coherente con lo que está sucediendo en la escena local.

Primero que nada, se debe entender que la elección del telonero no solo tiene que ver con el estilo de música. Claro que los Fabulosos están altamente influenciados por la música latina, incluyendo la cumbia, pero habrá que recordar que la subcultura, la ideología y la mentalidad son elementos fundamentales de un género musical y que Los Patanes no compartían nada de esto ni con la banda principal ni con el público que va a asistir.

También hay que pensar en las industrias musicales. ¿De qué sirve que un grupo de cumbia abra el concierto de Los Fabulosos Cadillacs cuando su público es otro? En todo caso, la mentalidad del organizador debería ser activar a los artistas que trabajan con el público objetivo de la banda principal del concierto. Esto ayuda a tener la escena saludable y con convocatoria para próximos eventos.

Vivimos en un país donde los exponentes de la música menos comercial tienen los espacios limitados. Y el hecho de perder oportunidades de exposición frente a otros artistas que no trabajan en la misma escena es una tragedia para la ya enclenque industria musical. También habrá que tomar en cuenta con cuánta garra y determinación los artistas que sí corresponden luchan por conseguir esos espacios. Esos son otros veinte pesos.

Al final de cuentas hay que aceptar que quien invierte y está asumiendo el riesgo del evento (es decir, el organizador) puede elegir a quien le dé la gana.

Hay que considerar también que el organizador puede decidir evitarse molestias y pagar la muy baja multa que existe por no tener un artista nacional en el evento. Es decir, también es ganancia que piense en tener un telonero.

Regresando al caso de Los Patanes en el concierto de Los Fabulosos Cadillacs, algunos decían en las redes sociales que qué importaba quién abriera el concierto. Y, la verdad, quizá ese sea el problema. A nadie le importa.

Texto
Texto
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que las síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.