Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
¿Qué dice la música que escuchamos de nosotros mismos?
Ir
Opinión

¿Qué dice la música que escuchamos de nosotros mismos?

redes sidebar

Este fin de semana fui a la boda de una pareja amiga.

Son dos personas cuya historia de amor está directamente relacionada con la música, pues fue su gusto por el rock (ambos escuchaban el programa de El Circo del Rock) el que los acercó a través de las redes sociales y los puso en un camino que un par de años después los llevó a decir «acepto» en el altar.

Las historias como esta no son casualidad. Se ha demostrado que los gustos musicales dicen mucho de la personalidad de cada uno y, por consiguiente, intervienen de alguna forma en la percepción que otras personas tienen de nosotros.

Peter J. Rentfrow y Samuel D. Gosling, de la Universidad de Texas, apuntaron en su estudio The Do Re Mi’s of Everyday Life: The Structure and Personality Correlates of Music Preferences que la música, además de formar parte integral de la vida de las personas, revela mucha información sobre su personalidad. También mencionan otras investigaciones que aseguran que la música que escuchamos comunica nuestros valores y nuestras actitudes, además de la forma como nos vemos a nosotros mismos.

Tampoco es que se trate de un hecho científico que se encuentre oculto. Cualquiera de nosotros ha podido experimentar empíricamente que es más sencillo conversar con alguien que comparte nuestros gustos musicales.

Por eso es que también nos gusta presumir la música que escuchamos, pues de alguna forma nos gusta exhibir nuestra personalidad, ponerla a la vista o, en este caso, al oído. Inevitablemente mostramos nuestra personalidad cuando ponemos música en una reunión, cuando portamos orgullosos la playera de nuestra banda favorita o cuando viajamos con los vidrios abiertos del carro para que toda la ciudad se entere de lo que estamos escuchando. En todo caso, es un indicador de personalidad que de forma casi automática llama la atención de personas con gustos musicales compartidos o similares.

La investigación de Rentfrow y Gosling muestra diferentes tipos de personalidades según el gusto por un género musical en particular y la interacción con personas con gustos similares, pero no logra descifrar cómo desarrollamos nuestros gustos musicales.

Lo que es verdad es que, sin leer el estudio, está claro que mis amigos recién casados pudieron conocer mucho de cada uno con solo saber que compartían gustos musicales. Así de poderosa es la música en nuestras vidas: puede delatarnos, pero a la vez acercarnos al amor y a la amistad.

Y así, las preguntas serían: ¿qué dice la música que escuchamos de nosotros mismos? y ¿qué dice la música que escuchan los guatemaltecos de esta sociedad?

Texto
Texto