Cerrar

Ir
Sonny Figueroa se abraza con su compañero de investigaciones, Marvin del Cid, después de que el juez lo liberara /Pía Flores

PNC detiene a periodista, el juez lo libera, y una cuenta anónima filtra imágenes de la captura

Inacif indicó que Figueroa tenía hematomas recientes en la espalda y escoriaciones (raspones) y edemas en brazos y pierna
Tipo de Nota: 
Información

PNC detiene a periodista, el juez lo libera, y una cuenta anónima filtra imágenes de la captura

Historia completa Temas clave

Sonny Figueroa, periodista de Vox Pópuli, fue detenido la tarde del viernes por agentes de la PNC, minutos después de haber sido asaltado y despojado su billetera y teléfono. La Policía lo acusó de escándalo en la vía pública e intento de soborno. El juez lo liberó por falta de pruebas, y ordena investigar a los policías. La detención ocurre en el momento de mayor hostilidad del gobierno de Giammattei hacia la prensa, por cuestionamientos al Centro de Gobierno, dirigido por Miguel Martínez, la persona de mayor confianza del Presidente. Organizaciones de libertad de expresión, preocupadas por la libertad de prensa.

Redes-lateral

El juez se enfrentaba a dos versiones de los hechos radicalmente distintas: La de Sonny Figueroa y la consignada en el parte de la Policía Nacional Civil (PNC). La declarada por la PNC no la creyó ni el fiscal llamado a acusar al periodista. Horas antes, una cuenta anónima había pagado publicidad en Twitter para promocionar imágenes de la captura grabadas por la policía.

Al momento de realizar esta nota la Presidencia no había emitido un pronunciamiento oficial. Sí se había expresado Edison Lanza, relator para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que escribió esta mañana que la detención podía ser muy grave: «Si la policía detiene a un periodista en relación con sus publicaciones, y sin un proceso judicial conocido. Estaré atento a los acontecimientos». También lo había hecho en su Twitter el vicepresidente, Guillermo Castillo, repudiando que una cuenta con 3 mensajes y 8 seguidores hubiera promocionado como un éxito la detención, y pidiendo una investigación independiente.

El juez, tras evaluar las pruebas, la concedió: dejó libre a Figueroa porque no se pudieron demostrar las acusaciones, y ordenó que se investigue a los policías por las agresiones contra el periodista.

Figueroa es parte de un equipo de periodistas que ha publicado investigaciones críticas en contra del gobierno de Alejandro Giammattei. En los primeros meses de la actual gestión, reveló el poder de decisión que tenían en el gobierno sus asesores de campaña, Poll Anria y Kif Nava, quienes dirigían la comunicación de gobierno sin estar contratados oficialmente. En una conferencia, los asesores narraron cómo hicieron «un noticiero» para burlar la ley electoral que prohibía la publicidad en medios y posicionar así al candidato presidencial de VAMOS.

PNC dice que iba ebrio y les intentó les intentó sobornar; la defensa alega que ya iba esposado y lo acababan de asaltar

Las versiones de los hechos no coincidían. Según el parte policial de la PNC, a Figueroa lo detuvieron a las 18:40 horas del 11 de septiembre de 2020 mientras caminaba sobre la sexta avenida y sexta calle de la zona 1 capitalina. Los agentes narraron que cuando llegaron al lugar, observaron a un hombre que hacía escándalo en la vía pública e insultaba «con palabras fuera de la moral» a las personas que protegían las instalaciones del Palacio Nacional. Cuando le pidieron su identificación, continúa el parte policial, Figueroa «se opuso rotundamente siendo necesario hacer uso de la fuerza proporcional tal como lo establecen los principios básicos de actuación». El documento agrega que percibieron un fuerte olor a licor. También que Figueroa insultó a los agentes y dijo «que él es periodista, que no podían consignarlo». Por último, los agentes refirieron que intentó sobornarlos con un billete que tenía en la bolsa para que lo dejaran en libertad.

[frasepzp1]

En conferencia de prensa la PNC agregó que intentaron hacerle una prueba de alcoholemia pero Figueroa se negó. Según la Policía, dos agentes participaron en la detención. El parte policial no consigna ninguna información relacionada con el asalto que Figueroa sufrió minutos antes y fue el motivo por el que acudió a solicitar ayuda. Un comunicado que divulgó la Policía en la mañana de hoy negaba también que agentes lo hubieran golpeado.

[relacionadapzp1]

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) indicó que Figueroa tenía equimosis roja (hematomas recientes) en la espalda del lado izquierdo y escoriaciones (raspones) y edemas en brazos y piernas.

Rootman Pérez, abogado de Figueroa y exsecretario de política criminal del Ministerio Público en tiempo de Thelma Aldana, adujo que toda la acusación fue parte de un montaje que debe ser investigado. La versión de la defensa de Figueroa, transmitida en la audiencia y también publicada en comunicado de artículo35, medio con el que el periodista colabora, es que salió a las 17:30 horas (una hora antes de la hora consignada en el informe de la PNC) de un bar ubicado en el Portal de Comercio, se sentó en una banca de la Plaza Mayor y, mientras escribía en su celular, cuatro sujetos lo golpearon y le robaron. En el asalto le despojaron de su billetera y su teléfono, en el que guardaba información de otras investigaciones en las que trabajaba. Entonces, Figueroa acudió al Palacio Nacional a pedir ayuda en la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, pero no le permitieron entrar porque no portaba ninguna identificación. Figueroa declaró ante el juez que cuando se identificó como periodista, un civil comenzó a insultarlo y amenazarlo, antes de golpearlo en el rostro. Le preguntó a los guardias, incluido un militar, si intecerderían, y ellos, según su versión, se burlaron de él. Figueroa y alguien a quien artículo35 se refiere como «presunto agente policíaco que carecía de identificación» comenzaron a forcejear.

[relacionadapzp4]

El intento de soborno, por otro lado, nunca tuvo lugar. Marvin del Cid niega que su colega haya sacado del pantalón un billete para sobornar al agente: «Sonny estaba esposado con las manos atrás de la espalda … está golpeado en el pecho, la espalda y los brazos».

Ni siquiera el fiscal encargado de acusar a Figueroa dio crédito a este elemento clave del parte policial, y la frase con la que lo descartó porta algo de sorna: «Es poco probable que una persona con las manos esposadas pueda sacarse un billete de la bolsa delantera derecha de su pantalón».

Casi 24 horas después del robo en la Plaza de la Constitución, el juez Ángel Contreras dejó en libertad a Figueroa por falta de mérito pues no había elementos para comprobar los hechos narrados en el parte policial. Además, ordenó al Ministerio Público investigar las agresiones policiales.

Una cuenta con pocos seguidores

Una cuenta de Twitter con el usuario @AnonGuate fue la primera en divulgar las imágenes de Figueroa en un momento de tensión tras la captura, mientras recriminaba con enojo a un policía por haberle golpeado. El perfil tenía 43 seguidores y se creó el mes pasado. Entre su contenido mostraba ataques a Felipe Alejos, jefe de la bancada Todos, que en las últimas semanas ha mostrado fracturas con la bancada oficial y críticas al presidente Giammattei y al canciller, Pedro Brolo. El diputado es parte de la junta directiva del Congreso electa en alianza con el partido de gobierno, pero en las últimas semanas ha pasado a ser opositor, coincidiendo con el regreso de Alejandro Sinibaldi, exministro que estaba prófugo.

[relacionadapzp2]

El perfil de Twitter, que se había activado para atacar a Alejos, mostraba ahora un video de Figueroa esposado en la carceleta de Torre de Tribunales. Entre las imágenes de la captura del periodista resalta la presencia del agente Danny Estrada Figueroa, jefe del Centro antipandillas transnacionales (CAT), unidad de PNC que trabaja en conjunto con la Embajada de Estados Unidos en Guatemala y que, por la naturaleza de su trabajo, no está relacionada a eventos particulares como una persona señalada por escándalo en la vía pública. Otros periodistas grabaron a Estrada mientras este le tomaba fotos a Figueroa. Según Marvin del Cid, periodista de Artículo35 que suele firmar en conjunto con Figueroa sus publicaciones, Estrada es el mismo oficial que el 28 de mayo les pidió sus identificaciones cuando, como parte de una investigación, tomaban fotografías a un lado del Palacio Nacional, y les dijo: «Yo sé lo que ustedes escriben… Tengo órdenes superiores de identificarlos».

Vinicio Pacheco, vocero del Ministerio de Gobernación, aseguró que si existen fotografías que demuestran que Estrada estuvo en la carceleta se someterá «a asuntos internos para una investigación. Así de simple».

El tuit de @AnonGuate tuvo gran alcance con rapidez, en parte porque era un tuit promocionado: quien maneja la cuenta pagó con una tarjeta de crédito para que el mensaje tuviera mayor difusión de la normal. Hoy por la mañana, después de que múltiples periodistas e incluso el vicepresidente señalaran los motivos para creer que detrás de esa cuenta hay miembros del Gobierno afines al presidente, el perfil dejó de ser público y más tarde la cuenta fue cancelada. Además del video, procedente de una grabación policial, el texto del tuit aseguraba, con falsedad, que Figueroa es periodista de este medio.

Esto sucede dos días después de que Miguel Martínez, director del Centro de Gobierno y una especie de superministro de Giammattei, emitiera el miércoles un comunicado en el que acusaba a Plaza Pública de amenazar, acosar y extorsionar a sus padres y asegurar que  su familia pondría una demanda penal por estos delitos. Horas después de este comunicado, este medio publicó una investigación que dejaba constancia de vínculos empresariales que se remontan por lo menos a 2017 entre Giammattei, Martínez y el Registrador de la Propiedad, y contribuye a documentar la larga relación de confianza existente entre el Presidente y Martínez, cuyo alto cargo y salario suscita interrogantes acerca de la idoneidad y los méritos que pueda tener para ejercerlo un ingeniero químico de 31 años sin casi experiencia en el Estado. Esa misma jornada, Figueroa y del Cid publicaron su última investigación hasta la fecha: un minucioso recuento de quienes trabajan en la dependencia a cargo de Martínez.

Desde entonces, distintas organizaciones nacionales e internacionales y periodistas, incluida la Asociación Guatemalteca de Periodistas (APG), emitieron comunicados repudiando lo que interpretan como intimidaciones de gobierno, intentos por limitar la libertad de prensa, y la falta de transparencia de la actual gestión.

Autor
Edición

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
Edición
a