Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Pequeñas cosas que no cuadran
Ir

Pequeñas cosas que no cuadran

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Él solo confirma que en su existencia nunca su propósito fue ser presidente, mucho menos atender asuntos gubernamentales, o involucrarse en las carencias del Estado. “La situación del país me llevó a dónde estoy”, resulta su tara más conocida.
En anteriores campañas, la premisa de Suger, antes de aceptar ser el candidato de un partido político al que pudiera considerar de “intachable”, era: “mi nombre es mi bandera y no un partido político”.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 17 mins

Una nublada noche de junio de 2011, en medio de una campaña en la que el candidato Eduardo Suger mencionó que le gustaría ver al ejército tomar el liderazgo en el tema de seguridad, dos ex guerrilleros –nostálgicos, barrigones, empedernidos bebedores- de apellidos Sánchez y Gramajo acordaron platicar en el bar El Europa de la zona 1.

La charla, acompañada de whisky, tocó el tema del exilio, la guerra, los años ochenta, las montañas. De cómo por las noches, subiendo cerros tupidos de vegetación, lo único que veían en la oscuridad era “el trasero de Gaspar Ilom guiando a un pequeño regimiento”.

Conversaron además de una reciente entrevista que había realizado un diario local al ex guerrillero y crítico de la izquierda Mario Roberto Morales, donde afirmaba que la guerra, mucho antes de la firma de la paz en 1996...

Autor
Autor
a
a