Cerrar

Ir

Mi viaje a Lívingston

Lívingston es un paraíso con potencial, pero por ahora solo se queda en un lindo paisaje.
Tipo de Nota: 
Opinión

Mi viaje a Lívingston

24 de Octubre de 2019

Por razones que no vienen al cuento tratar ahora, he estado visitando algunas regiones del interior del país.

Redes-lateral

El fin de semana pasado me aventuré a ir a Lívingston con mi hija menor. A pesar de la insistencia de mi esposo de no ir hasta allá en pleno estado de sitio, me fui en bus (al que no le gusta el caldo, dos tazas, dicen). No es que sea imprudente o que me gusten las experiencias de alto impacto. Al contrario: antes de ir consulté con amigas que viven allá, y ellas me dieron certeza de que era seguro.

Tomé el autobús de Litegua, que sale de la zona 1, a las cinco de la mañana. El tiquete...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico