Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La última trinchera de la UNE
Ir

La última trinchera de la UNE

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
“Quizá se fueron, se dispersaron hacía otros partidos, en los últimos años, pero ahora que Sandra Torres buscaba ser electa presidenta, regresaron. La red continuó vigente. La orden desde arriba era aceptarlos a todos de vuelta –como hijos pródigos— en el partido”
En el último bastión de la UNE, la elección de la presidencia no era demasiado relevante. “El presidente no importa”, decía un vecino de Cotzal. “Los gobierno apenas le importamos. Porqué nos debería de importar”, defendía una señora en Nebaj.
En una valla publicitaria de la UNE en Santa Cruz, El Quiché, se lee: "Por un Quiché con ¡Esperanza!"
Comunitarios de Chajul, El Quiché, esperan su turno para emitir su voto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 2015.
Un hombre Maya Ixil de Chajul, El Quiché, sella su huella digital durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
Sandra Torres recibió el 53 % de los votos en El Quiché. Los programas sociales configuró el voto a favor de la candita de la UNE.
Manta de Jimmy Morales en la sede del Partido Patriota de Cotzal, El Quiché, donde se lee: "Patriotas apoyando a Jimmy Morales."
Juan Lopez Rodriguez, de Nebaj, El Quiché, vota durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 2015.
Centro de votación en la municipalidad de Nebaj, El Quiché, para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
Salón municipal de Nebaj, El Quiché, la sede electoral principal del municipio, a pocos minutos de cerrar.
Miembros de un centro de votación de Nebaj, El Quiché, llevan los resultados finales de una mesa por las calles del casco urbano rumbo al salón municipal.
Voto emitido para la UNE durante el conteo final en una de las mesas de la municipalidad de Nebaj, El Quiché. Sandra Torres, candidata de la UNE, perdió las elecciones nacionales pero ganó en Nebaj.
Simpatizantes del FCN-Nación en Nebaj, El Quiché, celebran la victoria de Jimmy Morales como nuevo Presidente electo de Guatemala pese a haber perdido a nivel municipal.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 12 mins

El último reducto de una estructura partidaria es un lugar desde donde se lucha a muerte por los votos, a todo o nada. Sobrevivir es lo que cuenta. Y más si se trata de la base social de un partido político que fue fuerte, muy fuerte, pero que ha empezado (irremediablemente) su descenso. La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), durante la segunda vuelta electoral, ubicó sus últimos bastiones en dos departamentos: El Quiché y Alta Verapaz. Era el único apoyo en su batalla final contra del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), que obtuvo la presidencia.

En la región noroccidental y noroeste de Guatemala, cuando se habla de elecciones generales, hay una historia que siempre termina contándose como si fuera una leyenda que inicia con el clásico “había una vez…”. Y así, políticos, pobladores, alcaldes indígenas, encargados de sedes municipales de partidos políticos, cuentan que “había una vez” una gigantesca estructura partidaria que funcionó en 307 municipios de Guatemala, con poco más de 4 mil colaboradores, a los que llamaban “promotores y c...

Autor
Autor
a
a