Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La batalla por el Duty Free
Ir

La batalla por el Duty Free

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Los empresarios pagaron US$4.7 millones por el derecho de llave para diez locales, y estaban a punto de invertir Q100 millones para remodelarlos cuando se dieron las capturas. Wisa es una de varias corporaciones que han se han beneficiado del boom de inversiones extranjeras en Panamá.
Una resolución de CC dijo que si bien La Riviera no estaba ejerciendo presiones directas para que la SAT los beneficiara, un numeral de la resolución de la SAT era inconstitucional, por lo que debía cambiarlo: esa institución no puede otorgar beneficios fiscales.
Rudy Villeda, ex jefe de la SAT, al momento de ser llevado a tribunales.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 19 mins

Durante ocho años, tres asociaciones de beneficencia vinculadas a la cúpula empresarial de Guatemala hicieron todo lo posible por sacar del aeropuerto La Aurora a la panameña La Riviera. Desde los años de las dictaduras militares esas asociaciones tuvieron el oligopolio del Duty Free. Los panameños lo destrozaron en cuestión de meses. El Ministerio Público cerró La Riviera y encarceló a cinco exfuncionarios de la SAT por defraudación aduanera. La génesis del caso está en una negociación sellada durante el gobierno de Berger, que la Fiscalía considera fraudulenta. A inicios de mayo, Colombia encarceló al multimillonario dueño de La Riviera, y todo apunta a que el control del Duty Free regresará a manos de las asociaciones de caridad.

El 30 de julio de 2015, el Ministerio Público (MP) informaba de capturas en la cúpula de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Rudy Baldemar Villegas Venegas, exsuperintendente, y otros cuatro funcionarios de esa institución fueron detenidos por defraudación aduanera. Se les acusaba de beneficiar a La Riviera, una de las empresas insigne del panameño Grupo Wisa. Según el MP, La R...

  • NOTA DE ACLARACIÓN:


    6/06/16

    En el texto original se consignaba que el autor de este reportaje había buscado a José Moreno Botrán pero no había logrado contactarlo. Publicado el reportaje, una intermediaria se puso en contacto con Plaza Pública para decirnos que Moreno Botrán estaba disponible para dar a conocer su versión sobre los hechos y señalamientos que se le hacen en esta investigación y que nadie lo había buscado en su teléfono actual ni en sus oficinas. Tras cerciorarnos de ese hecho, fue patente para nosotros que no actuamos en esta búsqueda con la diligencia debida y la que ha caracterizado a este medio.

    Rodrigo Véliz, autor del reportaje, se reunió con Moreno Botrán días más tarde. Moreno Botrán prefirió no dar declaraciones públicas, pero hizo precisiones y aclaraciones sobre los hechos consignados y mostró algunos documentos y entregó otros. Nada de lo que dijo invalida las líneas principales del reportaje, pero sí algunos elementos de contexto que le afectan a él directamente. Por ello, el sexto párrafo se agregó a la versión original, luego de que Moreno Botrán pusiera a la vista una resolución de la Corte Suprema de Justicia, según la cual, el contrato e invitación para licitar quedan eximidos de dudas judiciales. Se marcó este párrafo con un asterisco para hacerlo identificable.

    * * El párrafo séptimo del texto original, que se refería a un señalamiento en contra de Moreno Botrán sobre un aporte de la Corporación Centroamericana de Servicios de Navegación Aérea al Estado de Guatemala para la construcción de una torre de control en el aeropuerto de Quetzaltenango, fue eliminado del texto original, debido a que no fue posible precisar la información ni contrastar las fuentes sobre ese hecho.

    También fueron eliminados de la versión original los párrafos octavo, noveno y décimo, que se referían a las investigaciones del asesinato del trabajador del aeropuerto José Méndez Dardón, debido a que Moreno Botrán, pese a estar a cargo de Aeronáutica, no fue investigado ni imputado por ese hecho. Este caso no tiene que ver con la investigación de Plaza Pública y solo era un elemento de contexto sobre algunos problemas que rodearon a la gestión de Moreno Botrán.

    Pedimos disculpas al señor José Moreno Botrán por no haber hecho todo lo posible por obtener su versión, y a nuestros lectores por no haber accedido a tiempo a una fuente que era relevante para trasladar con precisión máxima toda la información.

Autor
Edición
Autor
a
Edición
a