Cerrar

Ir

Esposas divinas

Es un absurdo que desperdiciemos ese tiempo maravilloso de sabiduría, experiencia acumulada y confianza en nosotras mismas dejando morir nuestra vida sexual.
Tipo de Nota: 
Opinión

Esposas divinas

12 de Septiembre de 2019

Estoy cruzando la primera mitad de los 50 años con la gracia y el talento que tengo a mano. No pretendo tener la figura tonificada y fina de mis 20. Ya ni siquiera aspiro al cuerpo marcado que a punta de ejercicio logré a los 40. Me conformo con una figura rellena y curvilínea, que se defiende con garbo ante las miradas pícaras.

Redes-lateral

Me sofoca el cuento ese de que los 50 son los nuevos 30. No jodan. En el fondo, esa historia es otra condena más que la sociedad de consumo nos quiere imponer a las mujeres. Para llenar esos estándares modernos de belleza, las cincuentonas, que ya deberíamos estar liberadas de estos estereotipos, vivimos en dietas tortuosas que nos aseguran perder 10 libras en una semana. Compramos todos los frascos de cremas milagrosas que prometen quitarnos las arrugas, las manchas de la cara, y re...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico