Cerrar

Ir

Escrita a dos manos

Tipo de Nota: 
Opinión

Escrita a dos manos

15 de Noviembre de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Redes-lateral

En el prólogo de Delta de Venus, Anaïs Nin dice: «Sentí que la caja de Pandora contenía los misterios de la sensualidad femenina, tan distinta de la masculina que el lenguaje de los hombres no resultaba adecuado para describirla. El lenguaje del sexo aún está por inventarse».

Desde la primera vez que leí esta frase comenzó a darme vuelta en la cabeza. Es cierto: las mujeres sentimos el sexo diferente que los hombres. Biológicamente hablando, nuestro proceso de excitación es más complejo, como también lo es nuestro orgasmo. Dice Anaïs Nin que la fuente del poder sexual es la curiosidad. Pero esa curiosidad tiene que empezar por nosotras mismas explorándonos y conociéndonos.

También nuestro erotismo es distinto. El erotismo femenino es poético: evoca más las ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión

 

 

 

 

Ver Comentarios

 

 

 

 

Autor
a
a