Cerrar

x
Ir

El mercado de la seducción

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión

El mercado de la seducción

29 de Marzo de 2017
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Un mercado de libre competencia se basa fundamentalmente en la libertad de elección tanto para el consumidor como para el productor. Además, se supone que todos los agentes tienen conocimiento del mercado y, por tanto, se comportan de manera racional. Existe movilidad perfecta de bienes, no hay barreras de entrada y salida del mercado y el producto es homogéneo.

Visto con este lente, la seducción ha sido tratada por esta sociedad patriarcal como un mercado de libre competencia en el que las mujeres representamos el producto deseado y los hombres son los consumidores o demandantes.

Para el funcionamiento de este mercado, la sociedad asigna roles a hombres y mujeres. Ellos demandan un producto que satisfaga sus necesidades biológicas. Y nosotras tratamos de ofrecerles un producto casi homogéneo: «bonitas, delgadas, de buen vestir, ...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a