Cerrar

Ir

El día que me asesinaron

Tipo de Nota: 
Opinión

El día que me asesinaron

06 de Junio de 2014
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Soy Pedro, y el día que me asesinaron el viento fresco golpeó mi sangre y el sol descubrió su color rojizo a ciudadanos insensibles cegados por la costumbre remendada a su inconsciente de aceptar que uno no es ninguno entre los más de 13 homicidios diarios que desborda emocionalmente y prohíbe la reacción de todo hombre y mujer decente que alguna vez quiso vivir en un país sin miedo.

Redes-lateral

No recuerdo cuántas veces vi por televisión el cuerpo tendido de uno de ellos, hermanos, hijos, padres o madres que al ser reconocidos por sus familiares y amigos, producían escenas de dolor mezcladas con lágrimas salidas del corazón.

Ahora que estoy inhalando los últimos sorbos de oxígeno que mal recibe mi pulmón perforado por un objeto punzocortante, imagino que mis primos se enterarán de mi muerte en el “ultima hora” del noticiero al medio día. Ojalá que la policía busque en mi bols...

“Al principio era no llevar reloj o mi celular notablemente visible. Después se trataba de no pasar por algunas calles a ciertas horas. Todo eso lo hice y había funcionado hasta hoy”
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a