Cerrar

Ir

Domingo de cuarentena por la tarde

Los privilegiados que nos quedamos en casa [...] podemos desarrollar esa compasión ante la vida por sí misma, ante la gente que siempre lava los platos.
Tipo de Nota: 
Opinión

Domingo de cuarentena por la tarde

01 de Abril de 2020

Redes-lateral

Arden las manos de tanto lavar y de tanto lavarlas. Quien no goza de una costumbre de lavar habitualmente los trastes, ahora, desde su posición de empleador, padece de los desmanes de lo que en mi país llamamos hacer oficio, que implica trabajar dentro de una vivienda resolviendo quehaceres diarios, labor históricamente endosada a las mujeres.

Si es una madre, se asume. Si una hija, igual. O bien, en los hogares que pueden pagar, esto lo hace una empleada, que puede o no vivir en la casa. El salario mínimo pocas veces se eroga, pues se asume que, al dársele vivienda y alimentos, ahí se desquita. En aquellos lugares que por alguna razón había servicio doméstico y ahora en la cuarentena ya no lo hay, puede destaparse un grado de entendimiento sobre lo que implica.

Todo se ensucia todo el tiempo. El niño toma un pan de...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a