Cerrar

Ir

De candidatos buenos en partidos malos, candidatos malos en partidos buenos y candidatos malos en partidos malos

Semilla no es Podemos y la UNE parece no entender el antivoto natural de su candidata.
Tipo de Nota: 
Opinión

De candidatos buenos en partidos malos, candidatos malos en partidos buenos y candidatos malos en partidos malos

27 de Marzo de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

En este artículo, los adjetivos bueno y malo no reflejan un juicio moral sobre partidos o candidatos. Los entiendo sencillamente como la viabilidad de un proyecto político. Y por viabilidad entiendo la posibilidad de insertarse en un proceso electoral siendo capaces (tanto candidato como partido) de cumplir con lo esperado.

Redes-lateral

Aclarado lo anterior, paso al artículo.

La selección de las candidaturas en un partido, tanto en lo que respecta a candidaturas parlamentarias como en lo referente a las presidenciales, es un proceso que requiere que los partidos sean cuidadosos en la selección. Porque todo lo que engloba y define al candidato, su pasado, su presente, sus escándalos, sus esqueletos en el clóset, sus carencias, sus capacidades y sus limitaciones, impregna al partido. Lo anterior es inevitable y por eso,...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a