Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Ir
Fotos
El ataúd blanco, con los restos de Marta Elena, yace al centro del cuarto del monasterio de la pastoral de Cobán, el día de la inhumación de las ocho víctimas de Creompaz  Las cajas en las que fueron traídos los restos de las ocho víctimas desde la ciudad capital llegaron empapadas por el fuerte aguacero que acompañó el viaje del personal de la FAFG hasta CobánPreparativos para la bendición de los restos de las víctimas en la sala de la pastoral de CobánTerminada la ceremonia, familiares de Marta Elena transportan el ataúd al vehículo que los llevará a Rabinal, para que la familia entera pueda celebrar el velorio y el entierro de la pequeña víctima Una anciana, familiar de una de las ocho víctimas exhumadas, espera su turno para poder acompañar su difunto a la casaClara Osorio, 40, prima de Marta Elena, transporta el ataúd a la casa de la familia para el velorio, en el caserío Pacux del municipio de Rabinal En la casa, los familiares rodean el ataúd mientras una antropóloga forense de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala - FAFG - recompone las osamentas de Marta ElenaFabián Chen Ivoy, hermano de Marta Elena, observa el trabajo de la antropóloga forenseLos restos de Marta Elena juntos con la camisa que vestía el día de su desapariciónKatia Orantes, antropóloga de la FAFG, explica a Matea Ivoy Chen, 70, suegra de Fabián, el proceso de deterioro de los restos de Marta ElenaAl anochecer, en la calle frente a la casa, todo está listo para el culto evangélico que acompañará el velorio hasta la medianocheEl día siguiente, el cortejo fúnebre rodea las paredes del cementerio de Rabinal adornado con los rostros de los desaparecidos en los años Ochenta

Creompaz y el pequeño ataúd blanco de Marta Elena

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar

Son siete los ataúdes de madera. Sobre ellos, siete claveles rojos de plástico; adentro,  los huesos de siete personas que aparecieron bajo la tierra en el lugar que hoy se conoce como Creompaz. Al centro, un octavo féretro, pequeñito, cubierto en satín blanco.

De una bolsa de plástico salen varias bolsas  de papel más pequeñas. Katia, de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG), comienza a ordenar con delicadeza, sosteniendo entre el índice y el pulgar, el co...

Autor
Autor
aua