Cerrar

x
Capturan a una hija de Gloria Torres
Ir

Capturan a una hija de Gloria Torres

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Ayer Gloria Torres envió un mensaje a Emisoras Unidas cuando se enteró de la detención de su hija, acusando a “Sandra y Álvaro” de echar a andar el caso.
“Reiteramos el rechazo a las declaraciones dadas por Gloria Torres y desligamos de cualquier responsabilidad a nuestra máxima lideresa Sandra Torres y al partido”, decía el comunicado.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins
Historia completa Temas clave

“¿Para qué? No necesito inmunidad. Yo no trabajé con el Gobierno”, decía Gloria Torres en una entrevista en mayo pasado. Hablaba sobre la posibilidad de competir por un puesto en el Congreso y su argumento era revelador: inmunidad.

Torres parecía tener claro que no se le podía acusar por nada de lo sucedido entre el 2007 y 2011, cuando su ex cuñado, Álvaro Colom, era el presidente del país y su hermana, Sandra,  manejaba los proyectos sociales más atrevidos en la historia reciente, años que fueron el “enlace” entre alcaldes y el Ejecutivo, años en los que podía crear protestas cómo huracanes o calmarlas cómo el más quieto mar.

Pero todo poder tiene fecha de caducidad. El de Gloria Torres por lo menos bajó de nivel: ayer fiscales del Ministerio Público  (MP) y agentes de las fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil (PNC), rodearon dos de sus casas para intentar capturarla junto a dos de sus tres hijas.

Torres tenía razón (por ahora). La orden de captura no se giró por un caso ocurrido en los últimos cuatro años, sino por dos casos concretos entre el 2004 y 2006, en alcaldías de  La Democracia, Huehuetenango y San Andrés Sajcabajá, Quiché. Allí se pidieron préstamos para obras públicas de Q10 millones y Q2 millones.

Utilizando la empresa de una de sus hijas, Torres cobró el 10 por ciento del préstamo, a manera de comisión y como pago de su trabajo como recolectora de dinero. El problema es que no todo el dinero se utilizó para las obras, sino terminó, según los fiscales, en poder de autoridades de esas municipalidades  y en calidad de pagos a una comisión disfrazada de “asesoría financiera”.

Las capturas

Gloria no fue localizada, pero su hija Christa Eugenia Castañeda sí lo fue. Este 30 de noviembre fue llevada a la Torre de Tribunales donde la fiscalía la acusó de los delitos de lavado de dinero y caso especial de estafa. Un juzgado de turno la envió al Centro Preventivo para Mujeres de la zona 18. Además, analiza la decisión de enviar el caso a un juzgado de Huehuetenango para que continúe su curso.

El trabajo de Torres nunca fue un secreto. En la misma entrevista de mayo de 2010 declara que el cobro por este tipo de “asesoría” era del 5 por ciento y que lo había dejado de hacer, a solicitud de Colom y Sandra Torres, “seis meses antes de las elecciones” de 2007. También declaró que sus hijas aprendieron el proceso, pero tenían dificultades por tratarse de su tía la primera dama de la nación.

Ayer Gloria Torres envió un mensaje a Emisoras Unidas cuando se enteró de la detención de su hija, acusando a “Sandra y Álvaro” de echar a andar el caso.

El secretario de comunicación social de la presidencia, Ronaldo Robles, aclaró que el presidente “no actúa así y respeta la independencia de poderes”.

Sandra Torres también reaccionó amparada por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y desmintió su mediación en la captura de su sobrina.

“Reiteramos el rechazo a las declaraciones dadas por Gloria Torres y desligamos de cualquier responsabilidad a nuestra máxima lideresa Sandra Torres y al partido”, decía el comunicado.

Gloria Torres renunció en marzo pasado al partido e impugnó asambleas de la UNE, que acortaron tiempo para la presentación de la candidatura a la presidencia de su hermana, que además al final fue rechazada por la Corte de Constitucionalidad. Esto generó un conflicto entre Sandra y Gloria, al punto que trascendió que esta última trabajó para el Partido Patriota (PP) en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales (del 6 de noviembre pasado). Ayer Otto Pérez salió al paso de la información y aclaró que “personas que trabajaban” con Gloria se pusieron al servicio del PP. Pero también le sorprendió, como a muchos otros, el inicio de la persecución penal contra la hermana de la ex primera dama.

Autor
Autor
a
a