Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La indiscutible injerencia extranjera de la Cicig
Ir

La indiscutible injerencia extranjera de la Cicig

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
9 09 18

Tiempo aproximado de lectura: 5 mins

Es una verdad irrefutable y lamentable la injerencia extranjera de la Cicig en Guatemala, la presencia en nuestro país de un ente extranjero que vino a dictar normas de ética de Estado, a investigar las profundidades más escondidas de los poderes gubernativos e incluso a acusar a los más altos mandatarios del país. Es de lamentar, ya que demuestra nuestra incapacidad de resolver los graves problemas que nos asolan.

¿Quién desea que un extraño entre a su casa y la investigue? ¿Quién aceptaría en su casa a un extraño que le esté diciendo cómo manejar su dinero o su conducta?

Sin embargo, hay mucho que decir de esta injerencia extranjera en suelo patrio. Siguiendo la analogía de la casa, ¿qué pasaría si usted es el jefe de familia y frecuentemente llega ebrio y bajo efectos de drogas, además de que golpea frecuentemente a su cónyuge, agrede verbal y físicamente a sus hijos, hace escándalo en el veci...

No podemos solos. Necesitamos intervención. Esta intervención debe venir de afuera, aunque temporalmente perdamos la «soberanía».
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Estoy a favor de la injerencia extranjera de la Cicig hasta que los aparatos de investigación del Ministerio Público estén garantizados, protegidos y blindados.