Cerrar

Ir

Los encapuchados contra el movimiento estudiantil y la Huelga de Dolores

[Los encapuchados] promueven la violencia, el machismo y la misoginia, además de que reproducen el autoritarismo y, triste ironía, prácticas militaroides como el grito de consignas vacías y sin sentido.
Tipo de Nota: 
Opinión

Los encapuchados contra el movimiento estudiantil y la Huelga de Dolores

01 de Abril de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Históricamente, la Huelga de Dolores se realiza a través de la organización de un comité de huelga y de distintos subcomités, lo cual está contemplado en los estatutos de la Asociación de Estudiantes Universitarios Oliverio Castañeda de León (AEU) y de las asociaciones estudiantiles de cada unidad académica de la USAC. Dichas asociaciones son elegidas por procedimientos democráticos y cuentan con la legitimidad de votaciones periódicas y transparentes.

Redes-lateral

Sin embargo, en 2019 se da una situación anómala y fuera de estatutos. Los comités de huelga —los encapuchados— operan al margen y en contra de los estatutos de la AEU y de las asociaciones. En la práctica son estructuras organizativas distintas y desligadas del legítimo movimiento estudiantil, sin ningún control y totalmente desorientadas, que van contra la razón y contra el verdadero espíritu festivo, crítico y contestatario de la tradición estudiantil.

La AEU ha tratado de recuperar...

Autor



Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a