Cerrar

Ir

Las avenidas alborotadas

Acudo a reuniones en las que se observan cifras de homicidios en informes de agencias internacionales. Estas reuniones se dan en los edificios más caros de la ciudad, esos con vidrios que brillan cuando se ven desde afuera.
Tipo de Nota: 
Opinión

Las avenidas alborotadas

05 de Diciembre de 2019

Redes-lateral

En un principio, los perros ladraban para apabullar a los espíritus que se desataban con cada plomazo. Ya no ladran. Optaron por reposar ante los infructuosos ladridos. El ritual balístico se ha normalizado y se acrecienta los viernes, las quincenas y para fin de mes.

A veces me despierta uno de estos gatillazos para recordarme el país donde nací. Imagino el herido o el fallecido de turno. Estoy atento a la sirena de la ambulancia que lo sigue. En otras ocasiones no hay sirena y las balaceras reviran de ida y de vuelta y solo queda esperar a que amanezca.

Hay casos en que una cinta amarilla del Ministerio Público bordea una o dos cuadras, a otra familia en agonía y los murmullos sobre en qué andará metido el occiso, pero más vale el silencio que ave...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a