El «tour» que me dieron en una cárcel | Plaza Pública

Cerrar

Ir

El «tour» que me dieron en una cárcel

Tipo de Nota: 
Opinión

El «tour» que me dieron en una cárcel

25 de Julio de 2016

Llegué de infiltrado, se podría decir. Mi idea era hablar con uno de los presidiarios que controlaba el centro penitenciario para terminar una nota que ya se había demorado demasiado tiempo. Pero sacar un permiso para periodistas requería un trámite engorroso, ya que a las autoridades no les interesa que alguien retrate lo que adentro sucede, que es una anarquía, peor que afuera de la prisión.

Ingresé con personas que visitaban con el fin de brindar algún apoyo social. Muchas personas viven con la gentileza de preocuparse por los privados de libertad. Piensan que sí pueden, de hecho, rehabilitarse. Ellos aseguran que la mayoría no son unos Byron Lima ni unos Taqueros ni nada, sino que pararon allí por errores graves de los que podrían, como la mayoría de los humanos, aprender para cambiar la dirección de su vida.

En la puerta me advirtieron: te van a querer vender cualquier ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor