Cerrar

Ir

De cómo destruyes la institucionalidad de un país (y que no sea la «izquierda»)

Lo que sucedió el 7 de enero es una decisión que va a marcar el futuro político del país como ninguna otra.
No hay forma jurídica de cancelar las elecciones, pero ya nos quedó claro que en Guatemala el vicio personalista tiene más peso que las reglas formales.
Tipo de Nota: 
Opinión

De cómo destruyes la institucionalidad de un país (y que no sea la «izquierda»)

08 de Enero de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 6 mins

La administración del presidente Morales ha cruzado el Rubicón.

Redes-lateral

Cualquier consultor político, por neófito que sea, tiene claro que se ha llegado precisamente al punto de no retorno. Digo lo anterior en razón de que es ilógico pensar que la administración Morales finiquita de forma unilateral el acuerdo con Naciones Unidas referente a la Cicig y que 24 horas después (en atención a amparos y resoluciones del máximo tribunal del país) vaya a dar marcha atrás.

Lo que sucedió el 7 de enero es una decisión que va a marcar el futuro político del país como...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico