Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Baldizón, el Berlusconi de Petén
Ir

Baldizón, el Berlusconi de Petén

Como lo hizo Berlusconi en Italia, construyó una fortaleza mediática a prueba de contrincantes o voces independientes. Un estudio reciente de Mirador Electoral confirma esta estrategia: los precios que da para políticos de otros partidos es de Q300 por segundo.
"Baldizón, un rico abogado del norteño departamento de Petén, salió a luz por medio del clientelismo político financiado por la fortuna de su familia. Hay muy poca sustancia en su ideología", dice la embajada de EE.UU. en un cable.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

A Manuel Baldizón se le puede encontrar casi en cualquier parte en Petén, omnipresente. En el bulevar de cuatro carriles que lleva al aeropuerto; en los medios; en el nuevo centro cultural y deportivo del pueblo; en la estación de bomberos departamentales y, por si no fuera suficiente, en la estatua que lo refleja como un caudillo arropado por ancianos. Todo está bautizado con su nombre.

Pero Baldizón también es terrenal y tiene denuncias en su contra en la fiscalía y la Procuraduría de Derechos Humanos por la apropiación de unos terrenos a la orilla del lago Petén Itzá y por las amenazas e intimidación contra un grupo de estudiantes universitarios que denunciaron ese abuso. Los estudiantes fueron encarcelados, aseguran, por las conexiones políticas y judiciales de Baldizón. Después de todo, es el político y empresario más poderoso de Petén, el más conocido y quizás el más odiado.

Para el resto del país es el candidato que se encuentra en el segundo lugar de las encuestas, casi por carambola con la salida de Sandra Torres y la suspensión temporal de Harold Caballeros, y sólo detrás de Otto Pérez Molina en la disputa por la Presidencia de la República.

Baldizón es el polisémico por antonomasia. Baldizón es para muchos de los usuarios guatemaltecos de redes sociales un bufón o el ególatra de la campaña. Baldizón es en el Congreso el hábil diputado que, a decir de la Embajada de Estados Unidos, conformó a fuerza de sobornos la segunda bancada con más diputados y la convirtió en un freno de mano con el que obligó a negociar a quien intentara aprobar una ley. Baldizón es el que manda en los medios de comunicación en Petén e influye con éxito en varios de los principales medios en la capital. Baldizón es para los politólogos el populista de propuestas irrealizables y vacías. Baldizón es para sus seguidores el mesías que se preocupa por el pueblo.

Manuel Baldizón es para Manuel Baldizón (casi siempre habla de él mismo en tercera persona) el doctor en derecho, el hijo distinguido de Petén y quien impulsó el programa para el adulto mayor. Y en la parte más aspiracional se ve así mismo como quien puede gobernar y retomar el control de un país siempre al borde la ingobernabilidad; quien puede ayudar a clasificar a Guatemala a un mundial de fútbol y quien puede aplicar la pena de muerte a más de 20 condenados en los primeros dos meses de su gobierno.

Es el rey de la tarima y disfruta dando discursos. Puede ser intenso, sacudirse como perro mojado, presentarse con los brazos en alto enseñando la Biblia y la Constitución, y, mientras grita y hace pausas, en un minuto se puede reflejar en sí mismo la imagen de Hitler y en otro minuto la de Gandhi. Manuel Baldizón es esto y más.

Yo llevé a Baldizón a la política”

Baldizón entró a la política a través de los escombros del Partido de Avanzada Nacional (PAN) cuando los afiliados y los líderes seguían el camino marcado por Álvaro Arzú y Óscar Berger, quienes abandonaron el partido en 2000 y 2004. Leonel López Rodas, que se quedó con el PAN en 2003, le dio la representación a Julián Tesucún, el alcalde de San José Petén, mítico  por su exitoso trabajo y su relación con la familia Mendoza. Tesucún lo pensó y decidió dar su lugar a un joven empresario de 32 años que no tenía experiencia pero sí voluntad y recursos.

 – Leonel, hay un empresario joven que quiere ser diputado.
 – ¿Y vos lo conoces?
 – Se llama Manuel Baldizón. No tiene experiencia pero tiene dinero y la voluntad.
 – Bueno, ¿estás seguro de que le vas a dar tu lugar? Porque el lugar es tuyo, vos te lo ganaste.
 – Sí Leonel, yo le doy mi lugar. 

Todo se cerró en una cena en la casa de López Rodas en la zona 14.  Así, con muchos recursos invertidos en la campaña, Baldizón se convirtió en diputado de Petén por el PAN en el 2003 y empezó a construir el camino para lo que en verdad llegó a la política: la Presidencia.

Baldizón y sus corbatas

¿Cuál es el mayor defecto de Manuel Baldizón?  
 –Mmm... creo, podría ser, que no perdona las traiciones. Él es muy leal y muere con uno responde el jefe de bancada del partido Líder, Roberto Villate.

 –Sólo vea los colores de su corbata y se dará cuenta si es cierto  –advierte un ex diputado del PAN. Amarillo cuando fue del PAN, de colores cuando estaba por dejarlo, verde cuando fue de la UNE, de colores cuando era el rebelde del oficialismo y ahora obliga a sus correligionarios a usar la roja de Líder.

Pese a su nomadismo, supo ganarse el apoyo de sus líderes, los líderes de los partidos en los que él militó. En las negociaciones parlamentarias de 2004, López Rodas lo colocó como representante del PAN en la Junta Directiva. Y en el PAN encontraría a una de sus bestias negras, el polémico y experimentado Mario Taracena, quien pidió que lo echaran del panismo. “Nunca ha sido un hombre leal. Siempre negociaba mañosadas por la espalda”, recuerda el diputado.

En 2006 negoció su traslado a la UNE tocando la puerta de Gloria Torres, otrora poderosa operadora, intermediaria entre el poder nacional y el poder local en la UNE y defenestrada después de defender a un acusado de narcotraficante en diciembre de 2010. El entonces panista Baldizón prometió muchos fondos y vitalidad en el Norte del país si lo acogían en la UNE y fue premiado en 2007 con la presidencia de la Comisión de Finanzas del Congreso y el tercer lugar en el Listado Nacional de la UNE, sólo detrás de Eduardo Meyer y César Fajardo, fundadores del partido.

En el 2007 Baldizón negoció la comisión de Finanzas. Economistas, burócratas y un exministro de Finanzas lo recuerdan como uno de los peores Presupuestos Nacionales de los últimos años, por el uso clientelar que dio a los fondos públicos y el irrespeto a los criterios técnicos, relegados a un segundo plano detrás de organizaciones no gubernamentales que estaban relacionadas en ocasiones con él mismo, como la Asociación Dulce Refugio, denunciada después por el vicepresidente Rafael Espada.

Según el cable 08GUATEMALA150 filtrado por WikiLeaks, en una conversación del 11 de febrero de 2008 con el embajador estadounidense James Derham, Baldizón reconoció haber “usado su presidencia de la Comisión de Finanzas (en 2007) para asignar fondos para los distritos de algunos diputados y así ganarse su lealtad”.

A Emisoras Unidas, Baldizón le respondió que el embajador entendió mal lo que le dijo, pues él simplemente se dedicó a apoyar a comunidades.

Aquel año, con mayor fuerza, había regresado al Pleno del Congreso para afrontar su segundo mandato como diputado. Esta vez,  como miembro de la UNE, que le otorgó de nuevo la presidencia de la Comisión de Finanzas, pero le puso en frente a su odiado Mario Taracena, primer jefe de bancada de la UNE en 2008 y ex jefe de bancada en el PAN, y con quien comparten una única curiosidad: ambos nacieron un 6 de mayo. 

Desde inicios de aquella legislatura, Baldizón le dejó claro al presidente Álvaro Colom que su lealtad se había acabado: sería la oposición dentro del oficialismo, representaba no a la UNE sino a su “Movimiento Social Humano” y tendría que negociar con él y los suyos cada voto en el Congreso.

Baldizón incluso llegó a boicotear la propuesta del Presupuesto Nacional para el año 2009 enviada por el Gobierno, realizó cambios a la iniciativa y evitaba dar información al Ministerio de Finanzas. Y no se quedó ahí. Dio el paso que nadie se atrevía a dar en público dentro del Ejecutivo: confrontó a Sandra Torres cuando solicitó una ampliación presupuestaria para obtener más recursos para el programa Mi Familia Progresa.

Baldizón modificó la propuesta que envió el Presidente e hizo todo lo contario de lo que le pedían; redujo en su dictamen de la Comisión de Finanzas casi Q1 mil millones el presupuesto para el programa estrella de Torres al mismo tiempo que aumentaba en Q908 millones el presupuesto para el Ministerio de Comunicaciones. En Q505 millones para Fonapaz (que es una oficina caracterizada por el clientelismo político) y Q210 millones más para aportes de ONG y consejos de desarrollo. Además, modificó el Listado Geográfico de Obras para el 2009, de unos Q1 mil 263 millones, con incrementos para Petén. No cumplió la promesa que le hizo al presidente Colom de respetar los criterios técnicos de Finanzas y Segeplan. En resumen, cambió el apoyo de programas sociales para reducir la pobreza y otros institucionales por obras para que lucieran los diputados. Con ello, había fraguado una estrategia contraria a lo que pregona hoy en campaña: que aumentará y mejorará los programas sociales.

En su libro “Rendición de cuentas”, Juan Alberto Fuentes Knight, ex ministro de Finanzas durante los primeros dos años del gobierno de Colom, reafirmó estos señalamientos sobre Baldizón. “Fue una movida que era parte de esa simbiosis de intereses económicos y políticos que existía en el caso de numerosos miembros del Congreso. Q1 mil 400 millones fueron asignados para estas obras”, expresa Fuentes. Esto a pesar de que aseguró al presidente Colom que “haría todo lo posible por respetar el Listado Geográfico de Obras”.

Fuentes recuerda también que Baldizón le chantajeó en un viaje a Washington para la Comisión de Finanzas del Congreso para buscar aprobar una reforma fiscal. “Lo hizo con el estilo entre amigable y amenazante que lo caracteriza”, recuerda Fuentes. En otra reunión con Fuentes Kinght, Baldizón escribió sobre una mesa los montos que costarían los votos de cada diputado. Entre Q1 millón y Q3 millones, que Baldizón no especificó si podían ser en obras para sus distritos o en beneficios directos para cada diputado.

Con esta performance se ganó el fin de su aventura en la UNE. Y en diciembre del 2008, Baldizón recibió su regalo de Navidad el día 26: fue expulsado del oficialismo. No hizo nada por defenderse. Ya no le interesaba. Ni protestó. A cambio se llevó a diez diputados de la UNE para formar la bancada Libertad Democrática Renovada, que se resume casualmente en las siglas con las que le gusta que se refieran a él sus correligionarios y los asistentes a sus mítines: Líder.

La embajada de Estados Unidos asegura en otra comunicación con Washington, la número 09GUATEMALA969 del 9 de noviembre del 2009, que “en diciembre de 2008, Manuel Baldizón y otros nueve diputados de la UNE dejaron el oficialismo cuando Baldizón se dio cuenta de que Sandra Torres (y no él) sería la candidata presidencial en 2011. La bancada Líder, de Baldizón, ha crecido hasta 24 diputados, gracias a la oferta no anunciada pero ampliamente conocida de US$61,000 (casi Q500,000) para cada diputado que se sumara a su bloque”, relató McFarland.

Villate, jefe de bloque, niega la acusación: “¿En cuántos idiomas se lo tengo que decir? No, not, jamás, never, nunca. Nos fuimos de la UNE porque quisimos y porque nos iban a humillar en el Tribunal de Honor, nos fuimos de gratis”. Jorge Méndez Herbruger, expresidente del Congreso en tiempos de Óscar Berger y una de las últimas adquisiciones políticas de Líder, también negó que su paso a la segunda bancada más grande del Congreso haya tenido que ver con dinero.

“Nos dijeron traidores pero nosotros preferíamos los once apóstoles”, dice Villate. Está claro para ellos quien era “un Jesús”. No es la opinión de todos. Un alcalde petenero de la UNE, Marvin Cruz, no tiene dudas que se trata de un Judas en este video de su perfil en Facebook.

Traiciones en Líder

En un partido político construido en dos años pueden colarse malas compañías, o pueden ser el centro de la estructura. La peor acusación durante esta periodo electoral se la han ganado candidatos de Líder.

Manuel Baldizón lanzó su campaña el 1 de mayo en San José Pinula junto a un alcalde que tenía posibilidades de ganar. “Hoy será recordado como el día en que iniciamos una campaña, un llamado a unirnos por Guatemala y por nuestra familia”, dijo el candidato antes de estrechar la mano de Luis Marroquín. Cuando dos meses después, el candidato a alcalde era capturado por el asesinato de dos de sus contrincantes, Baldizón juró desconocerlo y se exoneró diciendo que nunca había sido inscrito como candidato de su partido porque estaba afiliado a otra agrupación.

Villate, quien ejerce las funciones de vocero de Líder ante la imposibilidad de obtener una entrevista con Baldizón, también lo exonera de este señalamiento. “El responsable (de escoger a Luis Marroquín) fue otro miembro del partido (Leonardo Camey). Él confía en nosotros y cada quien tiene que hacerse responsable de sus decisiones”, aclara el diputado con un aire reverencial hacia el Líder.

 – Dicen que Manuel Baldizón no perdona las traiciones porque él es leal se le pone sobre la mesa a otro diputado que fue miembro de la bancada. 
 – Pues si él no perdona  las traiciones yo no perdono que me falten a la palabra  –dice el diputado por Quetzaltenango Hugo Hemmerling, quien estuvo bajo las órdenes de Baldizón y ahora es parte del Partido Patriota. Según el diputado, Baldizón ya le había dado su palabra que iría en la primera casilla por ese departamento en las elecciones del 11 de septiembre. Hemmerling decidió que no competiría él s no su hijo de 23 años. Y cuando Baldizón se enteró le dio su apoyo a alguien más. “Ya lo habíamos hablado y falló, me falló”, dice el ex liderista.

El meteórico político que ahora se encuentra con un pie en la segunda vuelta sigue siendo un misterio para la opinión pública. Él se presenta como un empresario exitoso, un académico laureado y un hombre de familia. En su currículo asegura haberse graduado de abogado en 2000 y haber realizado en tres años dos maestrías de dos años en Chile y un año más tarde un doctorado en Derecho en la USAC, en un tiempo récord para posgrados. Además, obtuvo un doctorado honoris causa por la Bircham International University, que los entrega a cambio de dos cartas de recomendación, un CV y una donación.

Todo esto mientras estaba en campaña electoral y trabajaba como diputado al Congreso; de hecho, uno de los más productivos en la elaboración de iniciativas de ley. Logró que se aprobara una de las más importantes de la legislatura: la que otorga una pensión a los adultos mayores sin cobertura social.

La embajada estadounidense, con acceso privilegiado a información política en el país, lo describió según el cable 08GUATEMALA1573 del 22 de diciembre de 2008 de la siguiente manera:

“Baldizón, un rico abogado de 38 años del norteño departamento de Petén, salió a luz por medio del clientelismo político financiado por la fortuna de su familia, relacionada a la cerveza (importó Tecate y Carta Blanca y para introducirlas las vendió a Q1). Aunque se describe como de centro–izquierda, hay muy poca sustancia en su ideología. Ha recibido una cobertura favorable por parte de los medios gracias a su firme apoyo al magnate mediático Ángel González”.

Baldizón, eso sí, no llegó a la política para pasar desapercibido. Para la élite empresarial, es un arribista cuya fortuna tiene un origen poco claro. De hecho, entre sus financistas declarados al TSE  –que calcula que ha gastado por lo menos Q40 millones – aparecen sus parientes, diputados de su bancada y casi todas sus empresas personales o familiares.

Para el futbol es, cuando menos, exagerado, o, cuando más, mentiroso. Tras el partido contra la desnutrición organizado por los clubes Rotarios entre presidenciables y periodistas, un reportero le preguntó que sentía de haber jugado junto a Memín Funes y Juan Carlos Plata. Respondió que feliz porque eran sus ídolos desde niño. Una aseveración un tanto lejana de la verdad porque Funes nació en 1966 y Plata en 1971, el mismo año en que lo hizo Baldizón. 

Según la vicepresidenciable del PP, Roxana Baldetti, Baldizón es “un charlatán y un criminal”, asegura el cable 10GUATEMALA49 del 22 de febrero de 2010.

El longevo político Mario Taracena, que inició en estos avatares en los años 80 y se ha convertido en uno de los pocos políticos que lo encara, pinta el peor panorama: “Le puse el Smiley (como el pandillero acusado de extorsionar a toda la ciudad) porque es un marero con tacuche que extorsiona al Gobierno con obras y sobornos. Además, le sudan las manos siempre… En todos mis años en la política, es el político más sucio y corrupto que he conocido. Superó a su tío Obdulio Chinchilla. Baldizón no tiene principios, es un traidor y lo único que une a su bancada es el dinero”, aseveró Taracena, quien cree que su fortuna se debe en parte al lavado de dinero por medio de la venta de cerveza y de las empresas de transporte.

Su habilidad y astucia política, sin embargo, no la pone nadie en tela de duda. Logró entablar una amistad con Gustavo Alejos, secretario privado de la Presidencia de Álvaro Colom, quien también es su vecino, según  el libro de Fuentes Knight. Ha medido fuerzas con el magnate del monopolio televisivo Ángel González e incluso con las telefónicas, cuando logró la aprobación de una tibia ley contra el robo de celulares.

Además, ha logrado llevar a su partido a personajes políticos con prestigio o experiencia, como la feminista y exprimera dama democristiana Raquel Blandón para vicepresidente;  Jorge Méndez Herbruger, expresidente del Congreso; el abogado y empresario de derechas Ricardo Sagastume; o el exalcalde y exfuncionario bergeísta Edgar Ajcip.

Ajcip, que antes de estar en Líder estuvo en la Gana de Berger y se acercó al Patriota, a Creo y ADN, admira el liderazgo que tiene y lo consecuente que, a su entender, es Baldizón. “Conocí a Manuel siendo diputado y me llamó la atención su proyección hacia el tema social y los adultos mayores, y cómo siendo tan joven logró tanta proyección y construir un partido que represente a tantos sectores del país. El 65% de candidatos son indígenas y somos indígenas los que lideramos los tres listados más importantes, el Nacional, el de Guatemala y el de la Capital. Más que decir y hablar, él sí es consecuente”.

Ajcip lo diferencia de Otto Pérez Molina. “En el PP hablan (sobre el pueblo), pero representan otros intereses. Y estuve dentro de ese partido. En el partido (Líder), los que tomamos las decisiones somos quienes estamos dentro y damos la cara”, asevera.

Cuestionado sobre las acusaciones en contra de Baldizón, Ajcip responde que son normales por tratarse de un político con liderazgo y posibilidades de ganar las elecciones. “Manuel no es un dictador ni nada de lo que se dice de él. Es alguien abierto al diálogo y desde que yo ingresé en mayo (hace seis meses) al partido Líder, no he visto nada de lo que lo acusan”, afirma.

“Es el Berlusconi de Petén”

En Petén le tienen más respeto o temor que sus rivales en el Congreso de la República. Baldizón y su familia poseen negocios diseminados por Flores y San Benito. Según la investigación “Grupos de Poder en Petén: Territorios, política y negocios”, publicada por InsightCrime.org en julio, disfruta de negocios en hoteles, restaurantes, centros de servicios mecánicos, distribuidora de bebidas, empresas de transporte terrestres y aéreos, constructoras, centros comerciales, hospitales y medios de comunicación.

La misma investigación lo sitúa como una familia descendiente de libaneses que radicaron en México primero y después en Guatemala. Asegura el estudio de InsightCrime que la familia de Baldizón logró parte de su fortuna con el tráfico de piezas arqueológicas, aunque no presenta evidencias. “Algunas personas todavía recuerdan cuando se organizaban grupos de saqueo de tumbas de los mayas de la antigüedad. La ganancia para los saqueadores no era mucha pero las piezas eran vendidas a coleccionistas en la Ciudad de Guatemala y en el extranjero por grandes sumas de dinero”, dice el informe, que señala que la familia de Baldizón pagaba con víveres.

Esta investigación también insinúa su relación con grupos de narcotraficantes y con grandes empresas de extracción de petróleo por las que Baldizón ha mediado en el Congreso. No hay ningún vínculo demostrado con ningún cártel y sí un gran cabildeo para evitar que se renegociara la concesión a Perenco para darle mayores beneficios al Estado. Algo similar hizo Berlusconi en Italia con sus relaciones petroleras con la excolonia romana de Libia. En vez de aumentar las regalías, como ofreció en el foro de Canal 3 y CNN, Baldizón consiguió que se creara el Fonpetrol para repartir las relativamente bajas utilidades que deja Perenco entre los 12 municipios de Petén, que manejan muchos de sus negocios con escasa transparencia.

En la actualidad hay dos casos dónde acusan a Baldizón de tomar terrenos municipales a la orilla del Lago Petén Itzá: uno desde el 2001 y otro que ocurrió en abril pasado.

El del 2001 fue publicado en Prensa Libre en 2008, cuando el medio tenía menos cercanía con el político petenero. Según esta investigación periodística, Baldizón adquirió un terreno a la orilla del Lago Petén Itzá, frente a la Isla de Flores, a un precio de Q14,400 por medio de una empresa suya, Balvar, S.A., que después lo vendió a una secretaria suya y después a uno de sus guardaespaldas. El monto real alcanzaba los Q5 millones. En el 2008 la Asociación de Estudiantes de la Universidad de San Carlos en Petén fue una de las voces críticas en Petén cuando se empezó a construir el centro comercial Maya International Mall.

En represalia por la publicación, los estudiantes acusan a Baldizón de estar detrás de un invento de extorsión y el encarcelamiento del presidente y el vocero de la AEU–Petén. El primero, Carlos Caal, estuvo siete meses tras las rejas y el segundo, Elmer Tum, una quincena. Un compañero de los detenidos en la Asociación, Rony Rodríguez, publicó el libro “Señor Diputado” y cuenta toda historia del conflicto, que incluye la presencia de un fiscal de Chiquimula en Petén para ceñirse judicialmente contra los estudiantes.

La historia se repitió este año cuando Carlos Caal, alcalde de Flores que vendió por Q14,400 el terreno frente a Flores y ahora es un operador político de Líder, vendió otra playa pública a una organización no gubernamental. Los 71 mil metros cuadrados de la playa El Chechenal pasaron a manos de la organización Adeso por Q71 mil y después fue revendida a otra organización, Asomaya, que, según la investigación Grupos de Poder, está vinculada a Baldizón.

Los estudiantes solicitan que se declare nula la venta porque la playa está dentro de una reserva ecológica y buscan solidaridad entre ciudadanos y organizaciones. Pero es una tarea titánica cuando los medios de comunicación le pertenecen a Baldizón. Él es dueño de Telesky, la empresa más grande cable de Petén, y la única que tiene noticieros.

Como lo hizo Berlusconi en Italia, construyó una fortaleza mediática a prueba de contrincantes o voces independientes. Un estudio reciente de Mirador Electoral confirma esta estrategia: los precios que da para políticos de otros partidos es de Q300 por segundo, algo imposible de costear y que no llega a lo que cobran noticieros nacionales. “Ha pintado a los estudiantes como delincuentes y ha hecho de la programación un martirio: abundan anuncios de él y ninguno de otro partido político”, relata un vecino que pide, como muchos, no hablar en público en contra del líder petenero.

Como Berlusconi  –que redujo los impuestos a los italianos con mayores fortunas –, tiene como propuesta de gobierno un único impuesto de 5 por ciento para todos los ciudadanos. Esta política fiscal sería la más regresiva del mundo, pues el 5 por ciento para quien tiene ingresos de Q1 millón es mucho más insignificante que para quien tiene ingresos de Q1mil mensuales.

Como Berlusconi, es partidario de las políticas de mano dura en seguridad. Baldizón propone la pena de muerte como un disuasivo de la violencia. Y como Berlusconi, abona en el populismo en la política. La propuesta estrella de Baldizón para redistribuir la riqueza es el bono 15, cuando sólo 20 por ciento de la ciudadanía tiene trabajo formal y está en nómina para recibir ese beneficio y cuando en muchas ocasiones en el campo no se paga siquiera el salario mínimo durante doce veces en el año.

Un religioso que llegó a Petén opinó que es un peligro para la democracia que un político acumule tanto poder, como lo hacen el italiano y el petenero. “Baldizón tiene el control del cable, del comercio, del transporte… tiene un ego grandísimo y mucho poder político. Sin duda es el Berlusconi de Petén”, resume el pastor, que recuerda que el político italiano fundó su propio partido un año antes de ser electo por primera vez cómo primer ministro de Italia, y el centro de su estrategia fue la corrupción, el clientelismo político y el control de los medios de comunicación. Baldizón parece empeñado en el mismo objetivo.

Autor
Autor
a
a
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que las síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.
S