Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Wendy en Guatemala, el País de Nunca Jamás
Ir

Wendy en Guatemala, el País de Nunca Jamás

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Dos ráfagas de seis disparos cada una se imponen sobre la sinfonía de sonidos que inunda cualquier noche en el campo. Varios de los campesinos echan a correr, asustados, mientras otros se distribuyen estratégicamente y se preparan para repeler una hipotética agresión directa. De producirse, habría muertos.
La traducción, deplorable, trufada de omisiones y reiteradamente valorativa de los intérpretes de queqchí ofrecidos por el gobierno, no sirvió más que para encrespar aún más los ánimos.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 16 mins

Wendy es q’eqchí, tiene dos años y medio y pesa 13 libras. Ya ha perdido un ojo y es probable que si sobrevive crezca totalmente ciega y con un importante retraso intelectual. Sufre las peor de las modalidades del Síndrome de Desnutrición Severa. El hambre de Wendy, como el de tantas otras niñas guatemaltecas no es una entelequia. Tiene cara, causas y soluciones, contextos y responsabilidades. Incluso historia.

Plaza Pública ha seguido los eventos de este problema desde su inicio. La familia de Wendy es una de las 800 familias desalojadas entre marzo y mayo de este año de las tierras en las que vivían y plantaban maíz en el Valle del Polochic, en Panzós, Alta Verapaz. El operativo de la Policía Nacional Civil, el ejército y la seguridad privada del ingenio Chabil Utzaj no se contentó con la expulsión física de varios miles de ...

Autor
Autor
a
a