Cerrar

Ir

Y sin embargo consumo

¿Cómo dejar de consumir compulsivamente cuando los anuncios nos encandilan con sus luces de neón?
Tipo de Nota: 
Opinión

Y sin embargo consumo

24 de Noviembre de 2019

Redes-lateral

Viñeta publicada originalmente en El Salmón.
El sistema económico fluye con una fuerza tan desproporcionada y caudalosa que ha inundado toda nuestra existencia.

Lo hemos absorbido como esponjas y estamos hasta el cuello. Cuando cayó el Muro de Berlín, el horizonte que se despejó en todas direcciones fue el hedonismo. Las ideologías se redujeron a esa fantástica utopía de consumir un deseo tras otro, ya sea al contado o en visacuotas. La maravilla de consumir sin empacharse. Negar el derecho a consumir es como negar un derecho universal. Bien dice Zygmunt Bauman en una entrevista: «Sea cual sea tu rol en la sociedad, todas las ideas de felicidad siemb...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico