Cerrar

Ir
Panorámica general del lobby del Ministerio Público, donde se realizó el acto. / Oliver de Ros

¡Seguimos trabajando! La declaración de intenciones de la Cicig

Porras: “Institucionalmente hablando, no ha afectado en absoluto (la ausencia de Velásquez). Ninguna institución va a depender de una sola persona”.
Velásquez también hizo denuncias: “Hasta los medios de comunicación independientes sufren amenazas, presiones y ahogo financiero”.
Tipo de Nota: 
Información

¡Seguimos trabajando! La declaración de intenciones de la Cicig

Tiempo aproximado de lectura: 5 mins
Historia completa Temas clave

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala presentó su último informe de labores. A pesar de los bloqueos del Gobierno de Jimmy Morales y su impedimento para que Iván Velásquez regrese al país, la comisión asegura que sigue trabajando. La Fiscal General lo respalda. Ningún funcionario del Ejecutivo asistió a la actividad para escuchar el mensaje del comisionado.

Redes-lateral

El título, poco sutil, del XI informe anual de labores de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) —“¡Seguimos trabajando!”— es toda una declaración de intenciones dirigida al Gobierno de Jimmy Morales.

En el documento, la Comisión un repaso del último año de resultados de la Cicig. Una coincidencia: el período que cubre va desde el nombramiento de Iván Velásquez como non grato por parte de Morales, en septiembre de 2017, a la negativa del Gobierno de que el comisionado ingrese al país, en septiembre de 2018.

Más de un centenar de sentencias, 16 casos judicializados, cuatro casos en debate, 11 antejuicios... El informe recoge varios logros que se consiguieron a pesar de los intentos del Ejecutivo de debilitar a la institución. En la presentación del documento, un vídeo de 12 minutos sirvió para suplir el resumen de los resultados del año, normalmente a cargo del comisionado.

Oliver de Ros

Después, vino lo más esperado. El discurso de Iván Velásquez. En diferido, con un vídeo grabado ayer desde Estados Unidos, la voz del comisionado resonó en el lobby del Ministerio Público. Era su primera intervención en público desde que el gobierno de Jimmy Morales le impidió la entrada en Guatemala, el 3 de septiembre pasado.

“Son tiempos difíciles —comenzó Velásquez—. Pero hay un futuro promisorio en el horizonte y estoy seguro de que el pueblo guatemalteco sabrá superar la adversidad y continuará su lucha, aún más fortalecido, por la construcción de un Estado de Derecho verdaderamente democrático”.  

Según el comisionado, para que se lleve a cabo este proceso de fortalecimiento institucional, “es indispensable que exista una voluntad cierta del Estado y de la sociedad”.

[frasepzp1]

“No será un trabajo fácil”, advirtió. “A medida que se profundiza la lucha contra la corrupción y se tocan puntos neurálgicos, los núcleos de poder de las estructuras que están acostumbradas a beneficiarse del Estado, al que mantienen capturado, la reacción se va radicalizando y hace esfuerzos desesperados por mantener sus privilegios de toda clase, incluidos el de la impunidad”.

Con un final esperanzador, Velásquez concluyó que hubo avances, “pero aún falta dar el paso definitivo hacia el futuro. Y nosotros, si ustedes lo desean, estamos dispuestos a continuar acompañándolos a dar ese paso”.

Escucharon el discurso, en vivo y en directo, personas a las que les interesaba escucharlo. Miembros de organizaciones de la sociedad civil, fiscales y auxiliares del Ministerio Público, defensores de Derechos Humanos. Los aplausos, de un minuto y 20 segundos, y la audiencia puesta en pie cuando el vídeo finalizó, lo dejaron claro.

Del Gobierno, ni rastro.

Ningún funcionario del Ejecutivo en la actividad pública. A pesar de que tanto el presidente Morales como el vicepresidente Jafeth Cabrera y sus ministros fueron invitados.

En redes, el Gobierno compartía fotografías de Jimmy Morales, la canciller Sandra Jovel, y el ministro de gobernación, Enrique Degenhart, reunidos con el senador estadounidense republicano, Mike Lee, de visita en Guatemala, y el embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga, que tampoco asistió a la presentación del informe.

Casualidad o estrategia, son precisamente Morales, Jovel y Degenhart los funcionarios señalados de amenazar con no cumplir con la orden de la Corte de Constitucionalidad, cuyos magistrados resolvieron hace un par de meses que la orden de impedir la entrada al comisionado de la Cicig quedaba sin efecto.

[relacionadapzp1]

El lugar de presentación del informe tampoco fue casual. La sede central del Ministerio Público —con más seguridad de la que es habitual en eventos públicos— fue el lugar en el que la Fiscal General, Consuelo Porras, aprovechó para respaldar las declaraciones de Velásquez.

En una breve conferencia de prensa después de la presentación del informe, Porras reiteró este apoyo: “En ningún momento hemos dejado de trabajar”, zanjó, antes de recordar que se trabaja con los empleados de la Fiscalía y la Comisión a nivel institucional. “Institucionalmente hablando, no ha afectado en absoluto (la ausencia de Velásquez). Ninguna institución va a depender de una sola persona”.

A Porras también se le consultó acerca de la posición del Gobierno de continuar negando la entrada a Iván Velásquez. La Fiscal General reiteró que la resolución de la Corte de Constitucionalidad es clara y debe cumplirse. “Esta resolución dice que se conmina a los funcionarios aludidos a que observen que la instrucción de prohibir el ingreso al país del comisionado de la Cicig, Iván Velásquez Gómez, ha dejado de surtir efecto. La resolución habla por sí sola y está vigente”, señaló.

Oliver de Ros

El Ministerio Público no ha iniciado una investigación de oficio para determinar la comisión de algún delito por parte de las autoridades que insisten en advertir que no permitirán el ingreso de Velásquez al país, a pesar de la resolución de la Corte. “Yo insisto en que se haga efectiva la resolución de la Corte de Constitucionalidad. Este es el marco referencial de actuación que todos debemos de cumplir y atender”, se limitó a reiterar Porras, al ser consultada al respecto.

Según la Fiscalía, actuará hasta que la Corte “certifique lo conducente”; es decir, hasta que el delito de desacato se haya consumado (al impedir el ingreso del Comisionado). No antes.

Los netcenter en la mira

Uno de los puntos que toca el informe de la Cicig es la actividad —últimamente intensificada— que han tenido ciertos grupos y personas en redes sociales.

Desde 2016, señala el documento, se desplegó una campaña organizada contra los actores que lideran y apoyan el trabajo anticorrupción. “El objetivo es desacreditar los avances de la lucha contra la corrupción y amedrentar a aquellos que la impulsan”.

La comisión analizó en detalle el esquema de seguidores de las cuentas que más publican “contenidos en contra del combate a la impunidad”. Después de esto, encontraron usuarios con pocos o ningún seguidor, sin imagen de perfil y sin un nombre real.

De hecho, mientras la presentación del informe se estaba desarrollando, varias cuentas con estas características se dedicaron a publicar contenido en Twitter demeritando el trabajo de la Comisión.

[frasepzp2]

“La estructura más golpeada es la del sistema de justicia, cooptado por ONG y grupos de interés políticos con el apoyo de la Cicig”; “Esta presentación es un circo”; “La Cicig es un estorbo para seguir robando abiertamente”. Son algunos ejemplos.

Dio algunas pistas, pero no reveló los nombres de quienes están detrás de estas campañas. Los netcenter, anotó, funcionan en su mayoría como un enjambre, buscando un efecto derrame. “Los estudios demuestran que un usuario que controle un netcenter puede tener un crecimiento de cinco a diez usuarios por día”.

Oliver de Ros

En su discurso, Velásquez también hizo denuncias: “Se hacen demostraciones de fuerza, se incrementan las campañas de difamación y desprestigio contra nuestra labor y nuestros funcionarios, contra líderes sociales y organizaciones de la sociedad civil, contra jueces y fiscales honestos e independientes, contra funcionarios de todos los poderes que cada día renuevan su compromiso en la lucha contra la impunidad. Hasta los medios de comunicación independientes sufren amenazas, presiones y ahogo financiero”, aseguró.

Más allá de enlistar las acciones realizadas durante el último año, el acto de presentación del informe de labores sirvió de marco para enviarle un mensaje al gobierno y sus aliados: la Cicig sigue trabajando con Iván Velásquez a la cabeza.

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a