Cerrar

x
Papá no cree en mí, pero yo sí
Ir

Papá no cree en mí, pero yo sí

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
13 10 17

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Nacer mujer no debería ser una desventaja. Formamos parte de la misma especie, compartimos un mismo planeta, tenemos semejantes capacidades y hasta podríamos querer recorrer similar camino, mas no afrontamos iguales condiciones.

Existe un cuento[1] que, con fines pedagógicos y comparativos, relata la historia de unos gemelos de diferente género, pero idénticos como dos gotas de agua. Ambos disfrutaban de las mismas actividades y de los mismos gustos y tenían las mismas esperanzas. En la escuela les iba muy bien, pero entonces la hermanita dejó de hacer las tareas y empezó a reprobar los exámenes, mientras que su hermano era mucho más dedicado y cumplido. La diferencia yac...

Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a