Cerrar

Ir

No se equivoque: el Estado que quería la élite

Decidieron que valía la pena descarrilar el sueño, expresado por la multitud en las protestas de 2015, de que los guatemaltecos merecen vivir en un régimen de justicia y derecho
Tipo de Nota: 
Opinión

No se equivoque: el Estado que quería la élite

04 de Octubre de 2022
Palabras clave
Ilustración: Empresarios que se hunden en el cieno mientras una multitud pide ayuda (2022, generación Dall·E)

Es obvio que la municipalidad de Villa Nueva es una pústula infecta de mal gobierno. Pero no nos detengamos allí.

Entre 2015 y 2018 los miembros más poderosos de la élite económica en Guatemala decidieron detener la persecución judicial a la que se habían hecho acreedores por corruptos. Eso exigía desechar a la Cicig y las capacidades de investigación policial y justicia que en la última década había desarrollado el Estado con su ayuda.[1]

Decidieron que valía la pena descarrilar el sueño, expresado por la multitud en las protesta...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor