Cerrar

Ir

Lo que bien se aprende también se olvida

Es imperativo hacer una evaluación de cuáles de esas creencias nos sirven para avanzar y cuáles deberíamos retirar de la conciencia colectiva.
Tipo de Nota: 
Opinión

Lo que bien se aprende también se olvida

07 de Julio de 2019
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

En algún momento de mi vida hablé italiano. No como para escribir otra Divina comedia, pero sí lo suficientemente bien como para contar chistes guarros en una cena de gente encopetada.

Redes-lateral

Algo había en el acento que se me facilitaba. Debo confesar que imitaba la forma de hablar de los argentinos y que así era como el italiano fluía. Al menos me entendían. Pero tengo bastante tiempo de no hablarlo y dudo que ahora pueda pedirme ni siquiera un macchiato.

Pasan los años, y ya no podemos nombrar a todos nuestros compañeros de clase del colegio por mucho que hayamos pasado con ellos nuestra juventud. Menos a los maestros. Tenemos, eso sí, una facilidad para hacer me...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico