Cerrar

Ir

La debacle en la educación formal de Guatemala no es una casualidad

Para que la educación formal se haya desplomado hasta los niveles en que se encuentra —en un lapso de 30 años— tuvo que haber habido una mano perversa que provocara esa caída.
Tipo de Nota: 
Opinión

La debacle en la educación formal de Guatemala no es una casualidad

16 de Marzo de 2020

Redes-lateral

Apenan, angustian, provocan desazón los resultados noticiados en cuanto a que en Guatemala solo tres de cada diez maestros superan los conocimientos pertinentes de matemática y cuatro de cada diez los de lectura.

Semejantes resultados nos obligan a encarnar los resultados estadísticos: el 70 % no están aptos para impartir matemáticas y el 60 % no están capacitados para enseñar a leer y escribir. Las preguntas que surgen ante semejante debacle son desde cuándo estamos así y por qué.

Yo cursé la escuela primaria entre los años 1961 y 1966. Nunca estuve en una institución privada. Toda mi educación, desde la preprimaria hasta la universitaria, fue en el estamento público. Y no tengo queja alguna d...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión




Ver Comentarios
Autor
a
a