Cerrar

x
La ciudad
Ir

La ciudad

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
11 04 19

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Vivir acá no por accidente ni como castigo, aunque eso parezca.

Estar varias horas entre el tráfico con el carro parado porque voy a una reunión, presionando el freno hasta que se acalambra el pie y comienza a invadir la ansiedad que logra poseer la pierna completa, que ahora brinca necia. Observar el verde-amarillo-rojo del semáforo que cambia insistente, pero uno no se mueve. Entonces se hace fácil culpar al de Emetra, tirarle el carro a cualquiera o utilizar la lógica bicondicional de frenar si y solo si uno ve la manita saliendo por la ventana aletean...

Empiezo a ser más consciente del tiempo que paso en el carro oyendo música, sola, sin hablar con nadie. Ya hasta he dicho que me gusta el tráfico.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor ...
Autor
a
a