La Cámara de Industria intentó detener la Filgua 2022 | Plaza Pública

Cerrar

Ir
El afiche promocional de la XI Feria Internacional del Libro de Guatemala en el 2014. Ministerio de Cultura y Deportes

La Cámara de Industria intentó detener la Filgua 2022

Tipo de Nota: 
Información

La Cámara de Industria intentó detener la Filgua 2022

Palabras clave
Historia completa Temas clave
  • La Cámara de Industria de Guatemala (CIG) pidió a una sala del ramo contencioso suspender la Filgua 2022.
  • La petición fue rechazada porque no se argumentó el porqué de la suspensión.
  • Hasta el momento la batalla legal por la marca Filgua, iniciada en 2018, se mantiene y aún debe resolverse en definitiva una demanda planteada por la Gremial de Editores contra el Ministerio de Economía.
  • La fecha de la Filgua 2022 se pospuso para finales de año debido a que el Ministerio de Cultura no ha trasladado la totalidad de los fondos para llevarla a cabo.
  • El gobierno solo ha trasladado 300,000 quetzales, y el total del presupuesto asignado para la Filgua es de 1 millón.

Dentro de la demanda que mantiene en disputa la Filgua, la CIG pidió suspender la Feria Internacional del Libro que este año se hará presencial, pero el requerimiento fue rechazado. Además, la Gremial de Editores anunció que la Filgua, programada inicialmente para julio, se pospuso para finales de 2022 porque el gobierno no ha trasladado todos los fondos para financiarla.

El litigio por la propiedad de la marca de la Feria Internacional del Libro de Guatemala (Filgua) tiene un nuevo capítulo. La Cámara de Industria de Guatemala (CIG) intentó suspender la edición 2022 de la Filgua, pero esa solicitud la rechazó la Sala Sexta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que debe resolver una demanda promovida por la Asociación Gremial de Editores de Guatemala (AGEG) con la que reclama la propiedad intelectual de la marca Filgua.

Las peticiones que la abogada Claudia Pérez Álvarez, mandataria de la CIG, hizo en marzo pasado a las magistradas de la Sala Sexta, además de evitar la celebración de la Feria Internacional del Libro este año, buscaban «que como providencia de urgencia se decrete la suspensión de la publicación, promoción y cualquier otro método de difusión de la celebración de la Feria XIX Filgua 2022 por parte de la parte demandante», se lee en el expediente de la demanda al que Plaza Pública tuvo acceso.

Dichas solicitudes forman parte de la contestación de la Cámara de Industria como tercera interesada dentro de la demanda que planteó la AGEG en diciembre pasado en contra del Ministerio de Economía (Mineco), entidad que en agosto de 2021 se negó a revocar una resolución del Registro de la Propiedad Intelectual (RPI), emitida un año antes, que había dejado a la Gremial de Editores sin la posibilidad de registrar la marca Filgua.

[relacionadapzp1]

La disputa se remonta a 2017, cuando la mayoría de editores que formaban parte de la CIG salieron de dicha organización y se adhirieron a la Asociación Gremial de Editores. Ese mismo año la AGEG pidió al RPI el registro de la Filgua y en mayo de 2018 el trámite avanzó hasta la publicación de la marca en el Boletín Oficial del Registro de la Propiedad Intelectual (Borpi). Pero la CIG planteó una oposición, y en 2020 el RPI accedió a la solicitud de la Cámara. Esta última argumentó que le corresponde el uso de la marca por haber organizado la feria del 2000 al 2017.

En la demanda que se ventila en la Sala Sexta, la CIG, el Mineco y la Procuraduría General de la Nación (PGN) pidieron que se declare «sin lugar» el requerimiento de la AGEG. Sin embargo, para que se emita una sentencia las partes involucradas, antes deben aportar sus pruebas y la sala convocar a una vista que puede ser pública o por escrito, para que los involucrados expliquen sus pruebas.

Julio Saavedra, exasesor de la PGN, explicó que tras la contestación negativa de una demanda en el ramo contencioso administrativo las partes deben probar los argumentos vertidos. Según el abogado, la respuesta de la PGN es importante porque refleja la posición del Estado ante la demanda.

Mientras tanto, las magistradas de la Sala Sexta, Juana Solís Rosales, Karen Jaquelina Sierra Castillo y Nadya Amabilia Morales de León negaron las peticiones de trámite de la CIG que buscaban suspender la Filgua bajo el argumento siguiente: «En virtud de que, de los argumentos expuestos por la Cámara de Industria de Guatemala no se establece ninguna circunstancia que haga viable la procedencia de lo solicitado, el escrito contencioso debió sustentar el porqué de la necesidad de la medida y al no hacerlo, la solicitud debe ser declarada sin lugar».

[PDF: Descargue aquí la notificación de la Gremial de Editores]

Una «marca notoria»

En su respuesta a la demanda, la Cámara de Industria indicó que presentó la oposición al registro de Filgua porque esta le pertenece a la CIG debido a que desde 2015 esta es una «marca notoria» y que según la Ley de Propiedad Industrial no es necesario que se encuentre inscrita para gozar de protección.

La AGEG señaló en el mismo proceso que esa interpretación es «errónea» porque la propiedad de una marca se obtiene con un registro conforme la ley, como esa organización lo pidió en 2017 al Registro de la Propiedad Intelectual; y que no está contemplado el uso previo de una marca como base para reclamar la propiedad de esta, como lo justifica la Cámara de Industria. También argumentó que la CIG no aportó pruebas de la notoriedad de la marca.

La abogada Claudia Pérez Álvarez no fue clara en su respuesta por escrito a Plaza Pública, después que se le preguntó: ¿Por qué la CIG solicitó que la Filgua 2022 fuera suspendida?

«En la actualidad se encuentra en trámite un proceso para determinar la titularidad y derecho de uso de la marca Filgua. Hasta el momento los pronunciamientos han sido a favor de Cámara de Industria de Guatemala (CIG), pero es necesario tramitar las demás etapas para que dicha resolución esté firme. Dentro del proceso, se han realizado solicitudes para que, conforme a la ley, se ordene que la marca no se utilice hasta que se determine quién tiene el derecho sobre la misma; lo cual no obstaculiza que la Asociación Gremial de Editores pueda realizar una Feria del Libro Internacional, sin utilizar la marca Filgua», dice parte de la respuesta de Pérez, asesora legal de la CIG.

A la Cámara de Industria también se le cuestionó si una de sus preocupaciones es la línea de pensamiento de los libros que se promocionan en la Filgua, lo cual negó la abogada Pérez, quien agregó que la organización ha promovido la «bibliodiversidad». Sobre esa pregunta también indicó: «En toda democracia es importante que cada uno pueda expresar y promover sus ideas libremente, respetando los derechos de los demás».

En esta columna publicada en 2018, Raúl Figueroa Sarti, miembro de la AGEG, reveló que un año antes el gerente de la Cámara de Industria de Guatemala aseguró en una reunión con integrantes de la Gremial de Editores que «a la CIG le gustaría involucrarse en la Filgua, pero hacerla ‘menos izquierdista’».

Pérez tampoco respondió a la pregunta: ¿De qué manera contribuyó la CIG con la realización de la Filgua desde el 2000 al 2017? La abogada se limitó a decir que mientras dura la controversia, se abstienen de usar la marca Filgua, y que al quedar en firme el caso, «la CIG continuará promoviendo la cultura y el fomento a la lectura en los guatemaltecos».

[relacionadapzp2]

Sin todo el presupuesto, la feria se pospone

La decimonovena edición de la Filgua estaba prevista del 7 al 17 de julio de 2022; sin embargo, la falta de todo el presupuesto que debe otorgar el gobierno a través del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) para llevarla a cabo, orilló a la AGEG (que pese al litigio tiene a cargo el desarrollo de la feria) a fijar una nueva fecha: del 24 de noviembre al 4 de diciembre próximos. La edición 2022 de la Filgua se tiene programada de manera presencial en Forum Majadas, zona 11 capitalina.

Diana López Reyes, presidenta de la AGEG, señaló que a finales de abril el MCD les trasladó 300,000 quetzales para desarrollar la Filgua. Sin embargo, en el Presupuesto General de la Nación para este año está contemplado 1 millón de quetzales para la feria. López dijo que confían en que el Ministerio cumplirá con lo pactado en el convenio de cooperación en el que se comprometieron a trasladar todos los recursos. 

«Platicando con el Ministerio de Cultura nos indican que nos van a transferir el resto de los fondos en junio, eso tenemos apalabrado. Nosotros confiamos en la palabra del Ministerio de Cultura, queremos confiar en la palabra del señor ministro… dependemos de que el Ministerio cumpla con lo que prometió», agregó la presidenta de la Gremial de Editores, quien indicó que se buscó la nueva fecha para que dé tiempo al cumplimiento de plazos y procedimientos de la Ley de Contrataciones del Estado, por el manejo de fondos públicos.

Para esta nota también se buscó una entrevista con el viceministro de Cultura, Cristhian Calderón, para preguntarle el motivo del atraso en el traslado de recursos, pero no respondió las llamadas ni los mensajes enviados a su celular. Tampoco se logró una respuesta a través de Carlos Chacón, delegado de comunicación del Viceministerio de Cultura del MCD, quien la tarde del 11 de mayo ofreció trasladar la consulta a Calderón.

Autor
Edición
Autor
Edición