Cerrar

Ir

El médico, el cura y el pastor

Tipo de Nota: 
Opinión

El médico, el cura y el pastor

25 de Marzo de 2016
Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Fue aquella Semana Santa de 1978 cuando me di cuenta —a fuerza de experiencia— de que el diálogo interreligioso era posible. Todo comenzó el Miércoles de Ceniza, fechado ese año el 8 de febrero.

Redes-lateral

Recién había tomado yo posesión del centro de salud de San Juan Chamelco a título de estudiante de Medicina en ejercicio profesional supervisado. En realidad, era ya un médico formado devolviendo a la sociedad, en mínima parte, lo que esa colectividad me había proporcionado para formarme como tal.

Ese día abordé el bus que de Cobán me llevaría a Chamelco. El piloto resultó ser un conocido de cierto tiempo atrás. Nadie más iba en el vehículo. Unas cuadras adelante se subió un hombre may...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico