Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El derecho del peatón
Ir

El derecho del peatón

redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
30 08 18

Read time: 3 mins

«peatón, na. […] Persona que va a pie por una vía pública» (RAE).

Antes de ser automovilistas, motoristas, taxistas, choferes de bus o uberistas, ¡todas y todos somos peatones!

De hecho, nacemos siendo peatones. Es nuestra condición natural.

Sin embargo, pareciera que en Guatemala esa verdad responde a otra lógica. Una lógica de demostración de poder a través del vehículo en que se conduce. Una lógica cuasianárquica en la que, al salir de la casa, el ser humano que va al volante utiliza su cerebro reptil para sobrevivir en esa pelea por llegar del punto A al punto B lo más pronto posible. Punto.

La estructura estatal, desde el estamento al que le corresponde regular en función del bien común —en este caso la Municipalidad—, decide crear la PMT en respuesta a la anarquía imperante. Sin embargo, su respuesta está en función de la lógica imperante: la prioridad la tienen los vehículos en esta ciudad. Los policías de tránsito salen a diario a respirar una buena dosis de dióxido de carbono, a cargarse de paciencia y a arriesgar muchas veces su vida para hacer que fluya el todopoderoso parque vehicular.

Los semáforos están desconectados. Las banquetas peatonales no existen en muchos lugares y en otros sí, pero contienen múltiples obstáculos o son de un tamaño inadecuado para que circulen los peatones, esos especímenes que en este contexto se encuentran hasta abajo en esa pirámide de poder que es el espacio público urbano.

Los pasos de cebra no son la norma y donde existen no se respetan. Aunque existe la regulación que claramente indica que el peatón goza siempre el derecho de paso, y aunque existen las vías peatonales, donde el peatón tiene prioridad de paso sobre cualquier vehículo, nada garantiza que se cumpla esa norma (artículos 44 y 56 del Reglamento de Tránsito, respectivamente).

[frasepzp1]

En realidad es el peatón quien debe tener preferencia de vía si se trata de escoger entre un automóvil y una persona circulando a pie. Porque usted es peatón o peatona antes de ser automovilista. Usted no tiene derecho a echarle el carro encima a quien esté utilizando el paso de cebra.

Por otro lado, centros comerciales como Paseo Cayalá no cuentan con pasarelas que les permitan a los peatones atravesar bulevares peligrosos y altamente congestionados como el de ese sector.

Vivimos en una ciudad donde muchas personas con dificultades para caminar, adultos mayores, niños y niñas corren peligro al salir a la calle cada día y donde el peatón pareciera ser un ciudadano de menor categoría que quienes tenemos el privilegio de ir en automóvil, taxi, moto, bus o cualquier otro medio de locomoción motorizada.

En una ciudad donde los vehículos se reproducen más rápido que la capacidad de las calles y avenidas para absorberlos, podemos y debemos entender, como seres humanos, que subirnos a un vehículo no nos otorga ningún poder especial, sino más bien una responsabilidad mayor al transitar. Además de aprender a convivir con otros automovilistas, debemos reconocer que, antes de ser automovilistas, todas y todos somos peatones.

Usted es peatón o peatona antes de ser automovilista. Usted no tiene derecho a echarle el carro encima a quien esté utilizando el paso de cebra.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que la síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.