Cerrar

Ir

Dando a luz con Judith Butler como comadrona

Tipo de Nota: 
Opinión

Dando a luz con Judith Butler como comadrona

02 de Octubre de 2014
Tiempo aproximado de lectura: 4 mins

Redes-lateral

Ni modo, Foucault me quitó el sueño… Judith Butler fue, sin quererlo, la mujer que más me ha hecho llorar en la vida. 29 de Junio de 2007: octavo mes de embarazo, pero como con el primero, nuestro hijo o hija (no queríamos saber el sexo) no iba a esperar a cumplir las cuarenta semanas para asomar la cabeza y respirar el “mundo”.

Mi hija me ha preguntado si me dolió. La verdad es que sin epidural, parir duele. Pero no niego que la respiración y el entrenamiento continuo fueron claves durante esa madrugada.  No, lo que más me dolió fue la primera semana de amamantamiento. Con mi hijo mayor fue una experiencia difícil: tres, ¡TRES! mastitis en un año. Y ahí estaba yo de nuevo, en un mes de julio lluvioso, con cólicos de posparto (los famosos “entuertos” de los que hablaban las abuelas), tratando de que la boca de m...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico