Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Dalton: Correspondencia clandestina (cuarta y última parte)
Ir

Dalton: Correspondencia clandestina (cuarta y última parte)

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
La versión de la familia Dalton, sostenida en testimonios de varios militantes de la época, dice que Rivas Mira dio la orden y Villalobos jaló el gatillo
Parecía que Ana Sonia Medina llevaba instrucciones precisas de no entregar toda su información a los cubanos, de mantener cierta distancia; más allá de los desplantes y la inmadurez
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 28 mins

Presentamos la última parte del ensayo sobre la correspondencia que mantuvo Roque Dalton con su exmujer Aída Cañas, entre diciembre de 1973 y enero de 1975, cuando el poeta vivía en la clandestinidad en El Salvador, unos meses antes de ser asesinado por sus propios compañeros guerrilleros.

Las cartas que Miguel le envió a Ana ponen por primera vez en evidencia que un año antes del asesinato de Dalton tuvo lugar un pleito entre las mujeres de los dos principales mandamases del grupo y Aída Cañas. También revelan que Dalton y Alejandro Rivas Mira, el entonces jefe del ERP, tenían algo más que una relación estrictamente política, lo que le confiere una dimensión más sórdida y oscura a la traición perpetrada por ...

Autor
Autor
a
a