Cerrar

Ir

Cuestión de vocación

Tipo de Nota: 
Opinión

Cuestión de vocación

11 de Septiembre de 2019

La política y el servicio público son dos actividades para las que definitivamente se requiere de vocación, así como la milicia y las órdenes religiosas. En otras profesiones quizá se pueda sobrevivir e incluso llegar a ser medianamente bueno sin haber tenido de manera previa una manifiesta vocación.

Redes-lateral

El político es ese extraño personaje del que por siglos se ha escrito. Desde los consejos que daba Maquiavelo para obtener y mantener el poder hasta el manual de formas que presentaba Azorín, han sido siglos de moldear esa característica esencial que es la vocación por la militancia política y cuyas manifestaciones comprenden desde la relatividad moral hasta el empecinamiento en la búsqueda de los propios objetivos, que llegan a tornarse en materia ya no de la ciencia política, sino de la psi...

Es la vocación que se interpreta en el sentido de construir y servir la que definitivamente choca con la intención usual de los tiempos modernos.
Autor
Nota:
Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a