Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Cuando los militares cazaban "genocidas"
Ir

Cuando los militares cazaban "genocidas"

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Hay, entre los miles de papeles desclasificados por la Agencia, dos o tres que hoy vienen especialmente al caso, porque se refieren a un oficial arbencista acusado y perseguido durante el gobierno de Castillo Armas por el crimen de genocidio. Se trata de Rogelio Cruz Wer, jefe de la Guardia Civil.
Guatemala fue el séptimo país en ratificar, el 30 de noviembre de 1949, la Convención para la Prevención y Sanción del delito de Genocidio redactada por las Naciones Unidas. Poco después, entró en vigor como Ley de la República, mucho antes de que fuera firmada por las potencias que la habían impulsado. Los arbencistas probablemente nunca pensaron que esta decisión histórica se revertiría contra ellos pocos años después.
La primera plana del periódico El Imparcial del viernes 5 de agosto de 1955.
Los reos por genocidio Juan Francisco Pineda García y Margarito Tecún Cuque antes de su fusilamiento.
El reo Margarito Tecún Cuque se declaró inocente de genocidio.
Los reos ingresan al llamado "triángulo", lugar donde serían ejecutados y ubicado en el interior de la penitenciaria central.
Descripción de los últimos momentos en vida de Juan Francisco Pineda García y Margarito Tecún Cuque.
Sobre el paredón de fusilamiento, los reos Margarito Tecún Cuque (izquierda) y Juan Francisco Pineda García.
La noticia del día del fusilamiento a los reos de genocidio Juan Francisco Pineda García y Margarito Tecún Cuque.
Narración del fusilamiento.
Juan Francisco Pineda García y Margarito Tecún Cuque en el suelo luego de recibir la descarga del pelotón de fusilamiento, que no los mató de inmediato. Recibieron la oración de un sacerdote antes que les dieran el tiro de gracia.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 17 mins

Después de la caída de Jacobo Árbenz, en 1954, el régimen militar de Carlos Castillo Armas llevó a cabo arrestos, entabló juicios y ejecutó a funcionarios del gobierno derrocado acusándolos de haber cometido genocidio, al haber asesinado a entre nueve y 16 “católicos anticomunistas” en Antigua Guatemala. Rastros de esta historia ―aunque borrosos― se encuentran todavía en maltrechos archivos.

I. El primer acusado de genocidio, un manual para asesinos y otros documentos desclasificados

El 4 de julio de 1954, una semana después de la caída de Árbenz, tres agentes norteamericanos de contrainteligencia estaban en la Ciudad de Guatemala con instrucciones de secuestrar documentos oficiales del régimen derrocado para conseguir datos que permitieran rastrear conexiones guatemaltecas con la Unión Soviética. Lo primero que descubrieron fue que tanto las jefaturas de ...

Autor
Autor
a
a